Metro41.jpg
AFP
25 Oct 2017 02:08 AM

Metro de Medellín tendrá que pagar multa de $1.200 millones por tercerización laboral

Se trata de una sanción interpuesta por el Ministerio de Trabajo.
La
Fm

Un nuevo capítulo se escribió en la puja que mantienen el Metro de Medellín y los empleados tercerizados que siguen luchando para que la empresa de transporte masivo los vincule formalmente.

Luego del pliego de cargos que el Ministerio de Trabajo formuló en febrero de este año, la cartera laboral del país interpuso una multa de 1.200 millones de pesos a la empresa insignia de los antioqueños.

Según la resolución, el Metro de Medellín tendrá que pagar dicho dinero por la presunta tercerización ilegal de sus trabajadores. De igual manera, se multa a la empresa EMTELCO por las mismas irregularidades con sus empleados.

La concejal de Medellín por el Polo Democrático, Luz María Múnera, pidió al alcalde Federico Gutiérrez dar una respuesta clara para conocer quién responderá por los dos mil 400 millones de pesos que saldrán de las dos entidades públicas.

"Hoy tenemos una sanción de parte del Ministerio contra el Metro por tercerización ilegal, sobre todo por la tercerización de los conductores de los buses del Metroplús. Para UNE también hay una sanción por los contratos que tiene con el Metro y donde también hay tercerización. El problema es que son empresas públicas, yo me pregunto si esta plata la va a pagar el alcalde o el gerente del Metro".

La corporada dijo que después de esta decisión, lo menos que podrían hacer las empresas es vincular a los trabajadores y evitar la tercerización con otras empresas.

Contratos directos con el Metro de Medellín, un alza del 50 por ciento en los salarios actuales y una vinculación laboral digna, reclaman los conductores de los buses alimentadores y del Metroplús,quienes en 2014 también habían instaurado una querella ante el Ministerio de Trabajo por la tercerización de sus contratos.

Tres años después, y respondiendo a esa solicitud, el Ministerio de Trabajo confirmó la apertura de un proceso sancionatorio en febrero de este año y la formulación de pliego de cargos contra el Metro, argumentando que: “la contratación de esos trabajadores mediante terceros no es admisible, considerando que el objeto social, la infraestructura y la planta de personal del Metro están organizados para que sean contratados en forma directa".