Jonathan Malagón, ministro de Vivienda de Iván Duque
Jonathan Malagón, ministro de Vivienda de Iván Duque
Foto de Colprensa
29 Ago 2018 12:10 PM

Jonathan Malagón: Colombia es un país que está sobrearrendado

El ministro de Vivienda de Duque asegura tener ambición con los proyectos de la cartera.
Steven
Stiven
López
@StivenMorrison

En diálogo con La FM, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, manifestó que recibe la cartera con "preocupación", pues, asegura, "consolidamos siete trimestres de manera consecutiva decreciendo, lo que constituye una recesión técnica".

"Quiero hacer un contraste entre lo que fue 2005, 2015 y la actualidad (...) en esa década dorada de la construcción la economía crecía al 4.9 y 5 por ciento. En el imaginario colectivo estaba que el principal motor de desarrollo era el séctor petróleo y minero energético, pero la realidad es que fue la construcción el sector jalonador de la economía", detalló.

"El último dato de crecimiento del sector, publicado por el Dane, dice que el sector de edificaciones está contrayéndose a más de un 7 por ciento anual. Es un dato francamente muy malo", complementó.

Al expresar que "hay mucha responsabilidad para sacar adelante uno de los programas de vivienda más ambiciosos en la historia del país", dijo que actualmente hay dos implicaciones económicas muy peligrosas.

"Uno: este es el sector más intensivo en mano de obra en todo el país. Cuando a la construcción le va bien, las tasas de desempleo pueden estar por debajo del 9 por ciento; por el contrario, si le va mal, como ahora, nos acercamos a una tasa de desempleo de dos dígitos", sentenció.

El segundo punto tiene que ver con el valor de la inversión en el sector y el efecto en la economía colombiana. "Cada peso que uno invierte en construcción se multiplica por tres en la economía. Este es uno de los sectores con mayores niveles de encadenamiento (...) en la medida en que al sector de las edificaciones le vaya mal, al resto de la economía también".

Semillero de propietarios

Se trata de un proyecto que el ministro Malagón, manifestó, se viene desarrollando desde hace meses con Iván Duque y fue una de las banderas del hoy Jefe de Estado en su campaña a la Presidencia.

Con el programa se "quiere no solamente dinamizar las construcciones sino que las soluciones habitacionales lleguen a las familias más pobres del país (...) es un programa de arrendamiento social con opción de compra que se cumpliría en los 100 primeros días de gobierno".

La situación de arriendo

El ministro destacó en el campo del arriendo que Colombia debe afrontar una realidad "muy crítica y poco conocida". El ministro asegura que "Colombia es un país que está sobrearrendado. Los niveles de arrendamiento del país son los más altos de América Latina y uno de los más altos del mundo (...) el 44 por ciento de colombianos vive en arriendo".

Con lo anterior, Malagón dijo que la gente en Colombia que vive en arriendo lo hace en "peor calidad" que los que tienen vivienda propia, algo que, dice, "no parece evidente".

"Uno de cada 10 colombianos que tiene vivienda propia tiene déficit cualitativo y los que viven en arriendo es 1 de cada 4", señaló.

Además, agregó que los arriendos en Colombia son muy caros, en especial en las zonas más pobres. "Arrendar un apartamento o una casa puede costar el 1.38 o 1.4 por ciento del valor del predio en promedio, para los deciles de mayor ingreso es el 0.3".