EduardoVeranoVendavalAtlánticoSuminLAFM1.jpg
El gobernador Eduardo Verano atendiendo la situación / Fotografía suministrada a LA FM.
23 Abr 2018 02:23 AM

Fuerte vendaval en Atlántico dejó 585 casas afectadas en 10 municipios

La Gobernación del Atlántico realiza un censo y coordina acciones para ayudar a las familias afectadas.

Diez municipios del Atlántico y por los menos 585 casas resultaron afectadas luego de la lluvia y el fuerte vendaval registrado en el sur del departamento el sábado 21 de abril. En un Consejo Extraordinario del Riesgo, las autoridades informaron que las poblaciones afectadas fueron Candelaria, Sabanalarga, Baranoa, Piojó, Ponedera, Palmar de Valera, Usiacurí, Luruaco, Santo Tomás y Juan de Acosta.

"El fenómeno, que empezó en la zona oriental del departamento, afectó a todos estos municipios, principalmente Sabanalarga, en donde se registraron daños en 183 casas, en el estadio de fútbol y un colegio. Por fortuna, los daños son materiales y no hay hechos que lamentar", dijo el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano.

Verano aseguró que la Gobernación está tomando las medidas necesarias para entregar las ayudas a las familias que resultaron afectadas con el fenómeno natural. Entre tanto, el alcalde de Sabanalarga, José Elias Chams, relató que con las lluvias también se presentaron afectaciones en el servicio de energía, debido a la caída de árboles sobre varias líneas.

"Fue una fuerte ventisca que arreciaba contra todo, árboles, casas, después vino una torrente de lluvia. También hubo una afectación grandísima en el servicio de energía, cables caídos, árboles truncados, es una situación gravísima y por eso procedimos a declarar la calamidad pública para atender lo antes posible a todos los afectados", dijo Chams.

El secretario del Interior, Guillermo Polo, señaló que han realizado el censo y gestionando la solución a los problemas del servicio de energía en todos los municipios donde se registraron emergencias.

"Desde el día del evento empezamos a trabajar con la Defensa Civil, los bomberos y el grupo Ponalsar de la Policía del Atlántico, para dar una atención oportuna a las familias que resultaron afectadas con este vendaval. Los alcaldes decretaron sus calamidades públicas y el gobernador dio las instrucciones de que se canalicen los recursos para restablecer la tranquilidad a la gente", explicó Polo.

El subsecretario de Gestión del Riesgo Departamental, Edinson Palma, le recordó a la comunidad la importancia de tomar las medidas necesarias en las casas, para evitar que se registren este tipo de emergencias.

"Este es un ejemplo de porqué nosotros insistimos en la importancia de tomar medida de autoprotección como la de reforzar sus techos con amarres y ganchos, lo mismo con las estructuras de las casas. Sabemos que cuando se registran estos fuertes vientos, objetos como estos volando pueden convertirse en armas mortales", aseguró Palma.

El vendaval también dejó seis personas con heridas y traumas leves, entre ellas una menor de 16 años.