Familiares de los periodistas ecuatorianos asesinados, en rueda de prensa en Cali
Familiares de los periodistas ecuatorianos asesinados, en rueda de prensa en Cali
Foto de LA FM
23 Jun 2018 03:32 PM

Familiares de periodistas ecuatorianos asesinados cuestionan el manejo de la información 

Efraín Segarra, Javier Ortega y Paúl Rivas fueron secuestrados el 26 de marzo anterior y luego ultimados por disidencias de las Farc.
Alfonso
Alfonso
Rico Torres
@AlfonsoRicoT

Después de conocer la información emitida por el Ministerio de Defensa de Colombia a través de Twitter, familiares de los tres miembros del diario ecuatoriano El Comercio, secuestrados y asesinados por alias ‘Guacho’ en la frontera con Colombia, cuestionaron los procedimientos adelantados y el "mal manejo" de la información por parte de las autoridades colombianas en los últimos días.

De acuerdo a lo manifestado por Yadira Aguagallo, esposa de Paúl Rivas, fotoperiodista, se ha dado una insensibilidad en este crimen, que como ella lo manifiesta, no es de tres familias, sino de todo el pueblo ecuatoriano.

PrecisÓ que no es justo que pese a permanecer en las instalaciones de Medicina Legal durante una hora, sin obtener ningún pronunciamiento, horas más tarde se hayan enterado de como avanzaba la identificación por redes sociales. 

“Desde el mismo momento que secuestraron a nuestros familiares, la información obtenida ha sido vía twitter, por parte del presidente Santos, entonces yo me pregunto: ¿Twitter es el canal de comunicación entre el Ministerio de Defensa y la Presidencia? nunca se ha establecido una información de carácter sensible y humanitario, un canal directo con las familias, aunque tienen nuestros contactos, con todo esto la confianza que nos queda con el Gobierno Colombiano es muy poca”, señaló la familiar.

Agregó que si desde el Ministerio de Defensa quieren dar información sobre como avanza el proceso de sus familiares, deberían informar también como fue el operativo para dar con la ubicación de los cuerpos.

 “Queremos respuestas, el ministro está a media hora en avión desde Bogotá, si quiere dar tanta información porque no busca directamente a los familiares, viajamos hasta Cali para conocer respuestas y exigiendo como  se realizó el protocolo, como se obtuvo la información de donde estaban nuestros familiares, bajo qué condiciones se realizó, por qué no se informó a la Cruz Roja Internacional para hacer el levantamiento y de donde obtiene esta información el ministro de Defensa, cuando Medicina Legal en Cali es enfática en decir que esa información no salió de su oficina”, expresó.

Por su parte, Patricio Segarra, hijo de Efraín Segarra, conductor del equipo periodístico, manifestó que se adquirieron unos compromisos entre los gobiernos ecuatoriano y colombiano para el manejo de la información y hasta ahora no se ha respetado, ya que “el primer canal de comunicación debe ser la familia sobre cualquier avance en la investigación, no a través de redes sociales como se ha venido haciendo con el tema de la recuperación de los cuerpos”.

Los familiares del equipo periodístico ecuatoriano secuestrado y asesinado por disidentes de las FARC aseguraron hoy que solamente hasta el próximo lunes habrá un dictamen definitivo sobre la identificación de los cuerpos hallados en una zona selvática de Colombia.

"Según información de Medicina Legal solo hasta el lunes en la tarde habrá una plena identificación de los cuerpos, así que el pronunciamiento correcto y el afirmativo o negativo lo vamos a hacer a través de las familias", dijo en rueda de prensa Patricio Segarra, hijo del conductor del diario El Comercio, Efraín Segarra.

El equipo periodístico, compuesto por Segarra, el periodista Javier Ortega y el fotógrafo Paúl Rivas, fue secuestrado el pasado 26 de marzo en una zona rural de la parroquia de Mataje, cantón de San Lorenzo, provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, a donde se había desplazado para cubrir la inseguridad creciente en la zona.

Poco después el grupo disidente autodenominado "Frente Oliver Sinisterra", liderado por Walter Patricio Arizala, alias "Guacho", asumió la autoría del secuestro y posterior asesinato. El pasado jueves las autoridades colombianas hallaron en zona rural del municipio de Tumaco, en el suroeste del país, cuatro cadáveres, tres de los cuales se cree pueden ser de los ecuatorianos.

Los cuerpos fueron trasladados el viernes a la ciudad colombiana de Cali, en donde Medicina Legal aclaró que "no hay la identificación fehaciente, completa y cientificable" mediante el empleo de la carta dental de las víctimas. Esa aclaración tuvo lugar después de que el ministro de Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas, dijera el viernes que los estudios de las cartas dentales de tres de los cadáveres confirmaban "al 99 %" que se trata de los cuerpos de los tres miembros del equipo periodístico.

Al respecto, Ricardo Rivas, hermano de Paúl Rivas, comentó que "se espera que el lunes" puedan reunirse "con las autoridades para emitir un documento oficial”. Y añadió: "Por lo tanto, toda información emitida por el Ministerio de Defensa colombiano no tiene asidero", añadió. Rivas agregó que los familiares fueron informados este sábado por el director de Medicina Legal de Cali, Jairo Silva, acerca de que "no se han cumplido todas las pericias correspondientes" para identificar plenamente los cuerpos.

Por ello, el instituto comentó que "se trabaja con ayuda de los familiares en el análisis genético (ADN) para asegurar la plena identidad”. Basado en lo anterior, Rivas le pidió hoy al ministro Villegas que "más bien se acerque" y "comente cómo fue el proceso de recuperación de los cuerpos". "Porque creo que en eso sí podría trasmitir una información valedera", indicó Rivas. Yadira Aguagallo, pareja de Paúl Rivas, rechazó "la forma en la que las autoridades colombianas han manejado desde el día uno el secuestro y la información referida al caso", al tiempo que apeló a la "sensibilidad de los colombianos" para que se conozca la verdad.

Finalmente, Galo Ortega, padre de Javier Ortega, se refirió al "daño psicológico" al que ha sido sometidos los familiares desde que comenzó el secuestro y reiteró que "nadie se cansa" en Ecuador de pedir "justicia por sus tres héroes", como denominó a los miembros del diario El Comercio asesinados.  

Fuente
LA FM y EFE