Drummond
Puerto Drummond.
Foto: Colprensa
31 Oct 2018 09:20 AM

Drummond dice que no ha tenido vínculos con grupos armados ilegales

La multinacional dijo estar dispuesta a seguir cooperando con las autoridades.

A través de un comunicado la multinacional Drummond aseguró que no han sido notificados de la investigación por el supuesto giro de $9 mil millones a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), negando a su vez los señalamientos y advirtiendo que respaldará a los empleados que estarían vinculados a este caso. 

"El supuesto vínculo de Drummond con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) ha sido investigado exhaustivamente por los fiscales en Colombia y por los tribunales en los Estados Unidos, con todos los casos concluidos y las investigaciones con resultados a favor de la compañía y sus empleados”, dice una parte del comunicado de la compañía. 

De acuerdo con Drummond  "nunca ha apoyado a grupos armados al margen de la ley", por lo que están dispuestos a continuar cooperando con las autoridades. 

El pasado fin de semana circuló una  información que indicaba que la Fiscalía abriría  un expediente en contra de ocho directivos de Drummond, por el presunto financiamiento de grupos paramilitares.

Al parecer, los directivos serían citados a interrogatorio por la Fiscalía 247 de Justicia Transicional para que respondan por el delito de concierto para delinquir agravado. 

De acuerdo con el diario  El Tiempo, medio que hizo la revelación, "entre los mencionados aparecen Augusto Jiménez, expresidente de la carbonera en Colombia y hoy asesor de la multinacional, y José Miguel Linares, la actual cabeza de la firma en Bogotá. Además, el exagente de la CIA James Lee Adkins, quien fue jefe de seguridad de la carbonera, y Delbert Lee Lobb jr., otro estadounidense que ofició como gerente de operaciones de la compañía en territorio nacional".

De igual modo, se indicó que dentro de este mismo proceso serían llamados a interrogatorio el "excoronel Luis Carlos Rodríguez, Ricardo Linero González y Alfredo Santander Araújo Castro, los tres vinculados al área de seguridad de la carbonera".

Los  $9 mil millones habrían sido girados a Jaime Blanco Maya, excontratista de Drummond que hoy en día paga una  condena de 38 años por el crimen de los sindicalistas de la multinacional Víctor Ocasita y Valmore Locarno, en hechos ocurridos en 2001.

Blanco es señalado de haber sido el enlace con las AUC;  la alta suma de dinero habría sido manejada a través de su empresa Industria de Servicios y Alimentos (ISA). 

Fuente
Sistema Integrado Digital