Fila de guerrilleros del ELN
Fila de guerrilleros del ELN
Archivo RCN Radio
13 Ago 2018 11:25 AM

Disidencias de Farc están reclutando menores y haciendo pactos con ELN

La OEA advierte sobre la relación que tendrían las amenazas contra líderes sociales con el reclutamiento de sus hijos.
Karen
Bohórquez Contreras
@kbohorquezc

En su último informe, La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) advirtió sobre el reclutamiento de menores, práctica que continua tras la firma del acuerdo de paz con las Farc, y que está siendo empleada por otros grupos armados e incluso por disidentes de esa guerrilla, que buscan fortalecerse.

De acuerdo con el organismo, el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes se ha incrementado en zonas rurales apartadas, que se caracterizan por una situación socioeconómica difícil y en consecuencia con pocas oportunidades laborales o desarrollo para los menores. Algunos grupos armados han acudido a esta practica para engrosar sus filas y así ocupar territorios que han sido dejados por las Farc tras la firma del acuerdo.

"Las prácticas de reclutamiento continúan por parte de actores armados ilegales, muchos de los cuales han incrementado esta práctica con el interés de fortalecer su estructura y ocupar territorios dejados por las FARC-EP".

De la misma forma, es motivo de alarma el aprovechamiento por parte de los actores armados ilegales de las condiciones de vulnerabilidad social y económica de las poblaciones rurales y la diversificación de las estrategias de vinculación y reclutamiento de acuerdo a las necesidades básicas y características de los lugares en los que habitan los menores", señala el informe. 

Pero además, presuntos miembros de las Farc que no dejaron las armas y que se agruparon, incluso bajo el mismo nombre, también estarían vinculando menores a sus filas. 

"En el departamento de Antioquia la percepción de algunos sectores de la población de Briceño hacía referencia a la presencia de integrantes de las FARC-EP que seguían operando en la zona. Al respecto, no se tenía conocimiento de si eran un grupo disidente o si actuaban bajo lineamientos de la comandancia, pero se conoció que seguían adelantando acciones de reclutamiento forzado de adolescentes y jóvenes, a quienes se les estaba entregando armamento", advierte la Mapp. 

La Mapp va mucho más allá y asegura, tras 1.507 misiones a terreno, que muchas de las amenazas en contra de lideres y lideresas defensores de derechos humanos, están relacionadas con el reclutamiento forzado de sus hijos

"Ejemplos de este situación fueron monitoreados en el Sur de Bolívar, Arauca y Cauca, donde las amenazas que muchas lideresas han recibido se relacionan con el reclutamiento forzado de sus hijos; asimismo, en Caquetá, Nariño, Chocó, Norte de Santander y Arauca, tras la salida de las FARC-EP, las afectaciones dirigidas a las mujeres se han presentado bajo lógicas de represalia y venganza, donde excombatientes o desmovilizados afectan a mujeres que presuntamente tuvieron relaciones sentimentales con miembros de su antigua estructura", se lee en el documento.

La Mision de la OEA y organismos como la CIDH han manifestado su preocupación por la persistencia de este fenómeno, así como los feminicidios y la violencia en contra de las lideresas de las Juntas de Acción Comunal.

"Es motivo de preocupación la continuación y, en algunos casos, exacerbación de eventos de violencia dirigidos a mujeres y niñas en Nariño, Cauca, Caquetá, Arauca, Córdoba y Sur de Bolívar. Acciones violentas como feminicidios, violencia sexual, desplazamiento forzado y amenazas están generalmente relacionadas con la llegada de hombres bajo una lógica de guerra", señala la Mapp. 

Y agrega que, "en la mayoría de casos las mujeres afectadas se abstienen de denunciar por temor a ser estigmatizadas o por considerar que sus denuncias no tendrán ningún efecto. Alarma que, en el caso de lideresas, estas suelen ser víctimas de amenazas dirigidas no solo a su integridad física sino también a la de sus familias".

Violencia en Arauca obedece a pactos entre el Eln y disidencias 

Arauca es una de las regiones donde se denuncia la persistencia del reclutamiento de menores.  Fuentes del departamento le dijeron a Rcn Radio que la violencia va en aumento debido a la presencia de disidentes de las Farc y al reacomodo del Eln.

De acuerdo con la información brindada, existen pactos entre las disidencias de Farc y el ELN, quienes se están repartiendo el territorio dejado por las Farc, para opear bajo la misma dinámica que tenían con esa guerrilla antes de su desmovilización.

Los disidentes no solo estarían haciendo pactos para dividirse los territorios, sino además, para repartirse los negocios ilegales. De acuerdo con esas mismas fuentes, las economías ilegales de estos grupos armados provienen principalmente de la extorsión y del secuestro. 

Estos acuerdos les permite fortalecerse militarmente con nuevos miembros y armamento sin llegar a las confrontaciones armadas.

 

Fuente
Sistema Integrado de Información.