defensoria1.jpg
Carlos Negret, defensor del Pueblo, en La Guajira / Foto de @DefensoriaCol
3 Abr 2018 08:36 AM

Defensoría dice que en La Guajira no se cumplió lo prometido tras crisis de nutrición

De acuerdo con el organismo, los informes presentados por el Gobierno contrastan con lo que realmente sucede.

“A los niños y niñas de La Guajira les debemos más que promesas y palabras, les debemos acciones y resultados”, aseguró el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, durante la Audiencia defensorial que se desarrolló en la capital de La Guajira.

“A pesar del esfuerzo administrativo, técnico y financiero se requieren decisiones inmediatas que permitan que el accionar de las entidades públicas y privadas garanticen los derechos de toda la comunidad Wayúu”, señaló Negret Mosquera.

En esta audiencia se realizó el seguimiento interinstitucional al cumplimiento de los fallos judiciales y las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que están dirigidos a la superación de la grave crisis humanitaria por cuenta de la mortalidad infantil por desnutrición y sus causas asociadas en esta zona del país.

Consulte aquí: Defensoría: 16 menores han fallecido en La Guajira por desnutrición en 2018

El seguimiento permanente que hace la entidad sobre la realidad de La Guajira ha evidenciado el incumplimiento por parte de las autoridades que tienen a su cargo la responsabilidad constitucional de velar por la garantía de los derechos de los niños y niñas; las mujeres gestantes y lactantes, y las personas mayores.

En este sentido, un reporte del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) da cuenta que entre los años 2012 al 2016 en este departamento fallecieron 244 niños y niñas por desnutrición y causas asociadas. De igual manera, según el Boletín del Instituto Nacional de Salud (INS), en lo corrido del presente año (hasta el 24 de marzo) se han reportado 16 muertes con diagnóstico de desnutrición y otras causas asociadas.

“El Programa de Alimentación Escolar – PAE no funcionó. Le propongo al Gobierno que el PAE vuelva al ICBF, que sea una sola cabeza; porque cuando se dividen las responsabilidades las cosas no funcionan”, aseguró el defensor Negret Mosquera.

Ante esta realidad, la entidad ha venido alertando y advirtiendo la grave problemática de vulneración de derechos y ha formulado recomendaciones para las comunidades de los municipios de Riohacha, Manaure, Maicao y Uribia.

La realidad de la población en La Guajira

Los informes presentados por el Gobierno nacional no evidencian los avances en la cobertura del acceso al agua potable de la comunidad Wayúu. La Defensoría recibió información de que se han desarrollado proyectos en el marco de la Alianza por el agua y la vida, pero se desconocen cuántas personas efectivamente están accediendo a agua potable. Para la Entidad, esto es un abierto desconocimiento de las órdenes judiciales y la medida cautelar de la CIDH.

De igual manera, la Defensoría fue informada sobre la contaminación de acuíferos con compuestos de azufre. Sin embargo, no se han reportado las acciones o alternativas frente a esta situación para garantizar el acceso al agua potable.

En materia de seguridad alimentaria, para la Entidad es necesario que se formule un plan de acción a corto, mediano y largo plazo que garantice la disponibilidad de alimentos de calidad, el acceso y consumo.

En el abordaje del derecho a la salud se debe ir más allá del discurso ante la realidad encontrada por la Entidad. La cobertura de afiliación no ha logrado llegar al 100% de la población. Así mismo, la Defensoría encontró que no hay insumos para medir el acceso en condiciones de oportunidad y pertinencia a la población.

Para la Defensoría, el abordaje de la desnutrición debe estar con la mirada de la seguridad alimentaria y la salud pública del Departamento, para lograr identificar casos, disminuir y erradicar esta problemática en toda la población. En la medida que no se cuente con sistemas de información articulados e intersectoriales, se dificulta la toma de decisiones oportunas por parte de las Entidades que intervienen y de la misma comunidad.

Negret Mosquera también visitó la ranchería “El Paraíso” ubicada a 16 kilómetros de Riohacha. Allí escuchó a la comunidad, en particular a los niños y niñas quienes expresaron sus necesidades en materia de salud, alimentación y educación, entre otras.

“Una niña me dijo esta mañana ‘Defensor, quiero tener agua potable fría’, yo me pregunto: ¿Será que la gente de La Guajira no tiene derecho al agua potable?”, puntualizó el Defensor Negret Mosquera. Además, el equipo de trabajo de la entidad compartió las tradiciones y bailes de los indígenas Wayúu durante su visita.