Desminado-LA-FM-Ejército.jpg
Imagen de referencia suministrada por el Ejército
16 Ago 2017 10:57 AM

Cuatro municipios de Antioquia, declarados libres de sospecha de minas antipersona

El proceso fue llevado a cabo por 746 desminadores, entrenados y capacitados para esta clase de operaciones.

Más de dos millones 500 mil habitantes de Medellín, Cocorná, El Peñol y 14 veredas de San Luis, Antioquia se han visto beneficiados por el trabajo de Desminado Humanitario, que ha venido desarrollando el Ejército Nacional.

Para esta labor han sido necesario el aporte de 746 desminadores militares, que se han internado en sitios donde en el pasado delinquían grupos armados ilegales, quienes instalaban indiscriminadamente estas trampas.

Los desminadores, localizaron 26 minas antipersonal y 10 municiones sin explotar. Estas últimas son elementos de guerra empleados por los grupos ilegales para realizar sus acciones criminales las cuales fueron activadas y no detonaron, pero fueron abandonadas, representando peligro para la población ante una posible manipulación.

En Medellín, fueron 380 millones de metros cuadrados, en El Peñol 143 millones de metros cuadrados, en Cocorná 101.372 metros cuadrados y en las 14 veredas de San Luis 151 millones de metros que fueron liberados por investigación en el terreno.

Dentro del trabajo de Desminado Humanitario, desarrollado por el Ejército Nacional, en estas zonas de Antioquia, mediante el desarrollo de estudios no técnicos, fue vital el aporte de la comunidad que con información y denuncias sobre sospecha de minas o con antecedentes de hechos, le permitieron a los uniformados, llegar a puntos neurálgicos.

El acto protocolario, en el cual se hará entrega de estos municipios libres de sospecha de minas antipersonal, se llevará a cabo este jueves 17 de agosto en el parque de Cocorná, Antioquia, con presencia del Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón.

A Medellín, Cocorná, El Peñol y San Luis, en Antioquia se suman los municipios de San Francisco, San Carlos, y Guatapé, declarados también libres de sospecha de minas y artefactos explosivos el año pasado, lo que ha permitido un significativo avance en condiciones de seguridad, bienestar, desarrollo social y económico para los habitantes de estas poblaciones.