PARO-URABA.jpg
Suministrada a LA FM
27 Dic 2017 02:31 AM

Comenzó el Paro Cívico en Urabá para rechazar la instalación de tres peajes

Los alcaldes de la región rechazaron en bloque la instalación de los peajes.
La
Fm

Comerciantes, taxistas, conductores de servicio público y hasta recolectores de basuras, se unieron al paro de 24 horas en cuatro municipios del Urabá antioqueño, para exigir la reubicación de los peajes Chaparral, Rio Grande y Cirilo, y rechazar el inicio del cobro a partir del próximo lunes primero de enero.

El presidente de la Asociación de Comerciantes de Urabá, Jaime Urrea, aseguró que el cese de actividades será en el Eje Bananero, conformado por Turbo, Chigorodó, Apartadó y Carepa, donde sus habitantes serán los más afectados por el impuesto.

La solicitud de la comunidad es trasladar las casetas a las afueras de Urabá, para que el pago sea asumido por viajeros de otras regiones y no por los habitantes de estas localidades, dijo Jaime Urrea.

En la zona ya fueron instaladas vallas con la imagen de un niño afrodescendiente detrás de una reja y la siguiente frase: “¡Urabá no puede ser encerrada! Reubicación ya de peajes. Por la defensa de la familia y los trabajadores”. La Policía, el Ejército y los alcaldes lideraron un consejo de seguridad para analizar los impactos de la manifestación.

Alcaldes en bloque rechazan los peajes:

Por considerar que es “inconveniente para la economía” del Urabá antioqueño, los alcaldes de Apartadó, Turbo, Carepa y Chigorodó enviaron una carta a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) en la piden reversar el inicio del cobro de tres peajes a partir del próximo año y reubicar al menos dos a las afueras de la región.

El alcalde de Turbo, Alejandro Abuchar González, aseguró que su municipio tendrá dos casetas: Cirilo y Rio Grande, a menos de 40 kilómetros. Advirtió que la informalidad laboral alcanza el 70 por ciento y los habitantes apenas se están recuperando de la violencia.

Por su parte, el alcalde de Chigorodó, Daniel Álvarez Sosa, señaló que el peaje ubicado en el sector Chaparral está muy cerca del caso urbano, lo que aumentará el costo de los pasajes, pues muchos de sus habitantes trabajan en otras localidades del Urabá antioqueño.

La carta, firmada además por representantes de la comunidad, fue enviada al Gobierno Nacional, justo cuando inicia una parálisis del transporte y el comercio en los cuatro municipios del Eje Bananero. Los mandatarios pidieron a los promotores realizar una manifestación pacífica, sin recurrir a las vías de hecho.