BullyingRefINGIMAGE1.jpg
Ingimage (Referencia).
31 Ene 2019 10:41 AM

Colombia sigue entre los países con más casos de bullying en Latinoamérica

Aún no existe una estadística que permita identificar cuántos niños, niñas y adolescentes son víctimas de bullying en el país.
Iván Hernández
Iván
Hernández
@IvanHernandezE

Los grados quinto de primaria y noveno de bachillerato, son en los que se registran más casos de bullying durante la edad escolar.

Así lo explicó José Fernando Mejía, director ejecutivo del programa 'Aulas en Paz', quien socializó los resultados obtenidos según las mediciones específicas de las pruebas 'Saber'.

De acuerdo con Mejía, "eso nos permite saber que en el grado quinto de primaria encontramos niveles de victimización cercanos al 37% o 38% y en noveno grado de 26% o 27%", dijo.

El experto aseguró que Colombia sigue siendo uno de los países de América Latina con mayor índice de casos de bullying en edad escolar.

También puede leer: Universidad Pedagógica retomará clases la próxima semana

"Lo que sí parece que pasa, es que estamos con niveles de bullying más altos que en otros países y sobre todo en regiones con alta violencia donde tiende a ser más alto", sostuvo Mejía

Sin embargo, aclaró que no existe una estadística que permita identificar cuántos niños, niñas y adolescentes son víctimas de bullying en el país.

Reiteró que las cifras son "mucho más elevadas" de lo que se ha encontrado en otros países, aunque "es difícil comparar porque depende de la forma en que se haga la pregunta, se pueden estar midiendo cosas distintas".

Le puede interesar: Alcaldía de Bogotá niega falta de ejecución del presupuesto

Mejía también señaló que hay una asociación entre nivel de violencia y bullying, no solamente por casos de conflicto armado, sino por hechos como delincuencia común o violencia intrafamiliar.

"Si uno hiciera el mapeo de cómo está Colombia, seguramente habría una relación clara entre eso", añadió el vocero de 'Aulas en Paz'.

Finalmente, recordó que el bullying no solo se determina en los niños que se se encuentran en situación extrema, sino en las interacciones cotidianas como burlas o exclusiones sociales.

"Hay que cambiar la idea de culpar o satanizar a quien está agrediendo o a veces a la víctima misma la culpamos y tenemos que intervenir todos como sociedad", puntualizó Mejía.

Fuente
Sistema Integrado de Información