linamorenodeuribelafmafp1.jpg
Colprensa.
24 Ene 2017 03:41 AM

Autoridades investigan incidente que involucra a la esposa de Álvaro Uribe

Lina Moreno se encontraba en un evento privado en límites de los departamentos de Cauca y Huila.
La
Fm

El Ejército Nacional investiga las circunstancias en las que se produjo una emergencia tras una ráfaga de disparos en el municipio de San Andrés de Pisimbala en cercanías de un hotel en donde se encontraba Lina Moreno de Uribe, esposa del senador y expresidente Álvaro Uribe, con un grupo de amigas.

De acuerdo con las primeras informaciones conocidas por LA FM y RCN Radio, la señora Lina Moreno se encontraba en límites de los departamentos de Cauca y Huila, cuando se escucharon una serie de disparos que obligaron a desalojar de inmediato el lugar que queda muy cerca del parque Arqueológico de Tierradentro.

Una de las personas que acompañaba a la exprimera dama de la Nación, relató en RCN Radio los momentos de angustia que se vivieron cuando se produjeron los disparos.

"Acabábamos de llegar al hotel El Refugio que es del Ministerio del Interior y está dado en comodato a la acción comunal de la zona. Como era domingo asiste mucha gente de la comunidad y entonces utilizan las instalaciones y estábamos caminando por toda la zona verde cuando oímos una ráfagas que pensamos que era unos voladores", dijo.

"La gente de seguridad nos protegió bajo un árbol. Fue una ráfaga prolongada y luego nos protegimos en el hotel y nos sentamos a almorzar. En un lapso de hora y media se oían de rato en rato", agregó.

La testigo añadió que luego de los disparos se inició una persecución contra los presuntos responsables de los disparos por parte de las autoridades.

"Luego vimos al Ejército subir por la colina del frente; veíamos las tropas subir por la montaña. La gente del hotel dijo: "esos son los mismos de siempre. Ahí están los mismos de siempre", y ya luego tomamos la decisión de salir de allá", señaló.

Sostuvo que "era asustador porque no es una situación normal con ese tipo de detonaciones".

Entre tanto, el alcalde de Inzá, Cauca, Gelmis Chate Rivera, dijo que de acuerdo con los reportes de la Fuerza Pública tras dos consejos de seguridad, ni el Ejército ni la Policía hicieron parte de alguna persecución como reportó la testigo. El alcalde dijo que sí se escucharon algunos disparos, pero que no hay ningún reporte adicional.

"Hemos tenido dos consejos de seguridad y la versión que tenemos es que no hubo ninguna persecución; estuvimos durante toda la zona el día viernes y hemos estado con la Misión de la Comunidad Europea y no ha pasado nada", precisó.

"A la Fuerza Pública encargada de la zona le hemos pedido que revise la situación. Se escucharon disparos pero no hay reporte de uniformados persiguiéndolos. No hubo persecución porque acá en San Andrés habían más de 300 uniformados del Ejército y nadie corrió y nadie persiguió y además había presencia de la comunidad indígena", añadió, agregando que se sigue analizando la situación.

"Nosotros no podemos afirmar nada porque debo esperar el reporte oficial y hasta ahora no hay ninguna persecución y todo el sitio estaba resguardado por las Fuerzas Militares", dijo.