Trabajos sobre los cultivos ilícitos en el departamento de Nariño
Autoridades nacionales buscan la erradicación de cultivos ilícitos en el Nariño
Colprensa
12 Oct 2018 12:09 PM

Aumento de cultivos de coca impide una paz verdadera, dice Comisionado

El alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos aseguró que es necesaria una intervención integral de Estado en varias regiones.
Javier Barragán Ramos
Javier
Barragán Ramos
@Barraganjavi

El Gobierno Nacional reiteró su preocupación por el aumento de cultivos ilícitos en el país, al considerar que su ubicación ha sido estratégica para las estructuras criminales que delinquen en varias zonas del territorio nacional, lo cual impide "una paz duradera".

Desde Tumaco en el departamento de Nariño, el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos dijo que esa es una de las zonas que necesita una intervención integral del Estado con el apoyo de las autoridades. 

“Es necesaria una intervención donde sea la justicia, la salud, la educación y la presencia del Estado(..) en momentos que esos cultivos de coca no permiten que exista una paz verdadera”, indicó Ceballos.

Además, advirtió que la etapa del acuerdo de implementación con la extinta guerrilla de las Farc está marcada por el aumento enorme de los cultivos de coca, situación que se registra con preocupación en Tumaco, zona en donde se reportan más de 30 mil hectáreas de cultivos ilícitos.

Lea también: En Colombia se están volviendo a sembrar minas antipersonal: Alto Comisionado

Cultivos ilícitos en Colombia

Según un informe presentado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, los cultivos ilícitos en Colombia aumentaron un 17 % con respecto a 2016, al pasar de 146.000 a 171.000 hectáreas.

El estudio de la ONU señaló que en la región central se pasó de 40.526 hectáreas a 52.960 hectáreas en 2017, constituyendo un aumento del 31 por ciento de cultivos ilícitos.

En el mismo informe se referencia cómo dichos cultivos pasaron de 34.505 hectáreas en la Región Putumayo - Caquetá en 2016 a 41.382 hectáreas en 2017.

De igual modo, el informe también dio cuenta de un aumento de cultivos ilícitos en la Región Orinoquía y la Amazonía.