Ciudadano israelí expulsado del país
Fiscalía General de la Nación
5 Dic 2019 08:04 AM

Assi Moosh, el 'demonio de Taganga', estaría ilegalmente en Colombia

El proxeneta, aunque fue expulsado del país, habría regresado a Santa Marta.
Nixon
Carvajal Rincón
@nixonucarvajalr

Una información que ha trascendido a través de redes sociales y que mantiene en alerta a las autoridades locales, da cuenta de la posible presencia en el departamento del Magdalena del ciudadano israelí, Assi Moosh, señalado de liderar redes de turismo sexual en Santa Marta y Cartagena.

Según se estableció, el extranjero quien fue capturado y expulsado del país por delitos de concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito e inducción a la prostitución, habría ingresado de manera ilegal a Colombia y estaría oculto en estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, en donde miembros de la estructura delictiva de ‘Los Pachenca’, al parecer le estarían proporcionando seguridad personal.

El coronel Gustavo Berdugo Garavito, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, confirmó que se indaga si efectivamente el proxeneta se encuentra en la región.

“Estamos todas las autoridades, verificando si este delincuente ingresó de manera irregular al país, ya que tiene una orden de captura. Toda la información lleva a que iniciemos una actividad de búsqueda y verificación. Esta persona fue inicialmente expulsada del país por las autoridades migratorias y se hizo un proceso de extinción de dominio de algunos bienes”, explicó el alto oficial.

Assi Moosh estaría acompañado de una joven, con quien posiblemente administra una hacienda, lugar en el que construiría un hostal para eventualmente retomar las actividades ilícitas de explotación sexual de menores, por las cuales fue judicializado en el país.

En el mes de mayo del presente año, Assi Moosh fue capturado en un operativo internacional, liderado por la Dijín de la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, el cual se llevó a cabo en Lisboa, Portugal.

El procedimiento de aprehensión se logró, gracias a la colaboración de la Interpol.

Posteriormente en el mes de julio fue dejado en libertad, gracias a maniobras dilatorias del proceso adelantado en su contra.

En el corregimiento de Taganga, todavía recuerdan las fiestas descontroladas en el hotel Benjamin, epicentro de las actividades ilegales de Moosh, a donde los visitantes llegaban con el fin de acceder a menores entre los 15 y 17 años y consumir sustancias prohibidas.

Fuente
Sistema Integrado de Información