Tripulación secuestrada de helicóptero derribado en el Catatumbo
Tripulación de helicóptero derribado en el Catatumbo.
Defensoría del pueblo
3 Feb 2019 05:14 PM

Así fue el reencuentro entre el piloto Julio Díaz y su familia tras ser liberado

Tras 23 días secuestrado, fue recibido en medio de abrazos y llanto.
Mateo Chacón
Mateo
Chacón
@DMateoChacon

Fueron 23 días los que permanecieron secuestrados Maxwell Joya, Carlos Quiceno y Julio Díaz, tripulantes de un helicóptero que fue derribado por el ELN en la región el Catumbo.

El helicóptero fue derribado por el ELN y transportaba alrededor de 1.700 millones de pesos. Los familiares de la tripulación habían solicitado pruebas de supervivencia de los secuestrados, considerando que llevaban más 20 días de cautiverio.

Las labores de liberación fueron coordinadas por una comisión compuesta por la Defensoría del Pueblo y la Iglesia Católica, quienes fueron los encargados de recibir a la tripulación.

Lea también: Liberan a tripulación de helicóptero secuestrada en el Catatumbo

Julio Díaz, piloto de la aeronave, se rencontró con su familia en Ocaña medio de una emotiva escena, en la que abraza a su hermana y demás familiares, en medio de risas y lágrimas.

El momento quedó grabado en video y en este se puede ver la emoción en el rostro de los dos hermanos.

Horas antes de darse el encuentro, Liliana Prada, esposa de Díaz, habló con RCN Radio, y dijo que tras conocer que ya no estaba secuestrado recibió un mensaje donde él le aseguraba que estaba bien y con buen ánimo: "Están muy bien. Decir en este momento que sé exactamente como está de salud, no sé. Pero anímicamente sí y está feliz, agradecido con todos".

Lea también: Tripulantes de helicóptero liberados están bien y con ánimo, dicen familiares

Agradeció a las personas que acompañaron a las tres familias y aseguró que, como creyentes, la fe los ayudó. "Muchísima gente nos colaboró haciendo cadenas de oración desde muchas partes. Nos aportaron una oración, un apoyo de muchas formas. Como yo alguna vez dije: unidos somos más. La fe nos sostuvo en estos momentos", puntualizó.

La autoría de estos hechos fue aceptada por el ELN el pasado 16 de enero, cinco días después de cometido el secuestro. Esto, sumado con el atentado en la ciudad de Bogotá, es considerado como una de las causas del fin de las conversaciones entre el grupo guerrillero y el Gobierno.

Fuente
Sistema Integrado Digital