Cartagena de Indias
La fiesta se lleva a cabo en una isla privada cerca a la ciudad amurallada.
Referencia Colprensa
3 Nov 2018 12:07 PM

Así eran las fiestas sexuales en Cartagena, según extranjero

El evento se realiza desde el año pasado y se caracteriza por los excesos sin límites.
Daniel
Daniel Felipe
Mejía
@DFelipeMejia

Años atrás los medios informaron de una misteriosa fiesta que se llevaba en Colombia, específicamente en una isla de Cartagena de Indias, donde toda clase de hombres extranjeros podían asistir pagando una gran suma de dinero para disfrutar de todo tipo de excesos.

No obstante, ante una fuerte polémica que se formó por el contenido que proporcionaba este evento, autoridades colombianas buscaron prohibir de manera absoluta esta clase de fiestas que albergaban drogas, sexo y alcohol.

Sin embargo, a pesar de la controversia que ha causado este tema entre el público internacional, recientemente el diario británico The Sun, caracterizado por su tono sensacionalista, publicó una entrevista con uno de los asistentes de ‘Sex Island Cartagena’, quien reveló detalles de su experiencia en este evento que se celebrará de nuevo el próximo mes de diciembre.

Lea también: ¿Avril Lavigne está muerta? La artista responde a esta teoría de conspiración

Ryan, un hombre de 33 años, nacido de la ciudad de Nueva York, casado y con dos hijos pequeños, afirmó haber participado de la edición 2017 del evento clandestino que se celebra en una isla privada en Cartagena, donde se realizan fiestas cargadas de drogas, alcohol y orgías con más de 50 mujeres.

De acuerdo con las declaraciones que brindó al medio británico, conoció esta exótica fiesta por un reportaje que se había publicado en un periódico de Nueva York, en el cual daban detalles de las situaciones que se podían vivir en una playa, un yate y un hotel.

Vea también: Tino Asprilla revela su aspiración para la presidencia en el 2022

Al sentir interés por esta fiesta, Ryan se puso en contacto con los organizadores del evento y pagó un valor de seis millones de pesos por cuatro días con todo incluido. Según señaló, al llegar a la isla fue dirigido a un yate donde había aproximadamente 60 mujeres latinas con trajes de baño bastante pequeños y sugestivos con copas, licor y música a todo volumen.

De acuerdo con lo que relató el estadounidense, entre los invitados había casi un total de 30 hombres que tenían derecho a escoger a dos mujeres de las que se encontraban en el yate. Incluso especificó en que estos participantes podrían intercambiar a las mujeres si se “cansaban” o “aburrían”.

“Éramos 30 en total, todos hombres excepto una pareja. La mayoría eran profesionales médicos, abogados, en un rango de edad entre los 25 y 50 años. La mitad de ellos casados. Habían dos británicos, algunos australianos y canadienses, además de muchos estadounidenses”, contó el hombre.

Visite también: Empleados de Google en el mundo se manifestaron contra acoso sexual

“No habían pasado 15 minutos de que comenzó la fiesta y ya estaba con ellas en la cama”, añadió Ryan al medio.

En las anécdotas que relató Ryan, el medio se enfocó en la historia de un hombre que fue el último en escoger a las prostitutas y como no estuvo conforme con una de ellas por su exceso de curvas, le fue cambiada por una más delgada.

“Se deshicieron rápidamente con la que se había quedado y encontraron a otra chica del tipo que él quería”, afirmó.

Aunque él pensó que una vez el yate llegará a tierra la fiesta terminaría, fue mayor su sorpresa al enterarse de que iban a un hotel cinco estrellas para continuar con el festejo, el cual era “impresionante” ya que parecía “un paraíso tropical”.

En la conversación, el hombre de 33 años específico que en cuanto a las drogas, entre las que estaban disponibles todo el tiempo había una llamada ‘toothy’, una sustancia rosada que huele la persona y “se emociona y dan ganas de tener relaciones sexuales”.

En la página web de esta fiesta ya se comenzó a promocionar la nueva edición que se llevará a cabo esta vez en una isla “secreta del Caribe”.

Fuente
Sistema Integrado Digital