Cecilia-Velásquez-Cadavid-LA-FM.jpg
2 Ago 2017 06:13 AM

Artesana de Cartago teje los ornamentos que utilizará el Papa Francisco en Colombia

La
Fm

Las manos prodigiosas de una mujer de Cartago tejen desde hace más de un mes los ornamentos que el Papa Francisco va utilizar en su visita a Colombia.

 

Audio

0:27 5:25

Después de 38 años de trabajar en su empresa familiar de manualidades, las delicadas y creativas manos de doña Cecilia Velásquez Cadavid, fueron las escogidas por la organización de la visita papal, para bordar con lujo de detalles los ornamentos que utilizará el Papa Francisco en las liturgias que celebrará en su visita a Colombia.

Como tejedora por tradición en el municipio de Cartago al norte del Valle, pero mucho más como católica que es, este trabajo es el máximo galardón que ha obtenido en su larga carrera, pues será el mismo jerarca de la iglesia católica en el mundo, quien lucirá sus bordados.

 

 

"Pues yo creo que es lo máximo que nos ha podido pasar y uno todas las veces es esperando cumplir las metas, pero nunca en la vida pensamos que fuéramos a ser escogidos para hacer semejante trabajo. Esto lo llena a uno de alegría y es algo que nunca lo esperábamos. Es un reconocimiento a nuestra labor y poder llegar a él (El Papa) directamente, que él se lo ponga y que lo pueda mostrar en todo es lo máximo que nos ha podido pasar", expresó Doña Cecilia.

Los adornos de las estolas y estolones, la capa y la mitra que utilizará el Papa en sus liturgias, y hasta el mantel del altar donde oficiará la misa en Villavicencio, llevan el colorido sello del taller de esta tejedora de Cartago, quien trabajó los ornamentos de Francisco basada en las riquezas naturales del Colombia.

"Estamos trabajando en dos ornamentos litúrgicos, uno tiene que ver con la fauna y la flora de Colombia, son árboles, tiene frutos, mucho colorido, pajaritos, y el otro, tiene que ver con una dedicatoria a la Virgen de Chiquinquirá".

Ha sido un largo mes de arduo trabajo con extensas jornadas de bordado, las que le están dando forma a estos ornamentos, que aún sin terminar, se están convirtiendo en una verdadera obra de arte.

"Llevamos un mes largo de trabajo, pero ha sido una labor de doce horas diarias, porque es algo muy delicado, muy minucioso, lleva hilos metalizados que son muy difíciles de manejar, así como otros tipos de hilos, entonces la berma es muy difícil de manejar", explicó la tejedora del Papa.

Para Doña Cecilia, ha sido un verdadero y sentido honor coser para el Papa, sin embargo, para ella lo más importante es el reconocimiento en el mundo de la labor que silenciosa y diariamente realizan las manos creativas de las ya famosas bordadoras de Cartago.