Corrupción - Sobrecostos - Ayudas alimentarias - Entrega de mercados
Archivo
19 Jun 2020 07:27 AM

Arbeláez, otro municipio de Cundinamarca con problemas en contratos del Covid 19

Habría sobrecostos de más del 100 % en varios elementos comprados. Entes de control no se han pronunciado.
Santiago Ángel
Santiago
Ángel
@santiagoangelp

La alcaldesa de Arbeláez en Cundinamarca es Karina Garzón del Partido Conservador, con una votación en octubre pasado de 2.321 votos. Aunque los entes de control no han mencionado a este municipio en sus anuncios a la prensa sobre los resultados de las investigaciones por irregularidades en el uso de recursos públicos para el coronavirus, una revisión de los últimos contratos del municipio que ya han sido investigados por la Personería del municipio, demuestra posibles excesos en los precios de compra de varios elementos, además de un aparente beneficio a una empresa que tenía más experiencia en logística de eventos, que en elementos de bio seguridad.

El municipio no tenía casos en marzo y, hasta hoy, de acuerdo a las cifras públicas del Instituto Nacional de Salud, sigue siendo un municipio no covid en el país, lo que le permite tener algunos beneficios en la reactivación de la economía y la apertura de los mercados locales. Desde muy temprano la alcaldesa Garzón decidió alistarse para responder ante los posibles contagios y ordenó recursos del presupuesto para contratar la adquisición de elementos de bioseguridad.

Le puede interesar: Denuncian cartelización de contratos por COVID-19 y campañas políticas 

El primer contrato se firmó el 26 de marzo, días después de que la Alcaldía declaró la urgencia manifiesta ajustándose a los decretos expedidos por el gobierno nacional, y tuvo el objeto de suministrar elementos de prevención, protección y contención del contagio del coronavirus. Estos elementos fueron distribuidos a los bomberos, el personal administrativo.y los voluntarios en Arbelaez, sin ningún caso de covid. La empresa seleccionada fue B2 Network, que tiene experiencia por otros contratos con municipios del departamento en logística de eventos y publicidad. 

El segundo contrato con la misma empresa se realizó el 13 de mayo de 2020 con un objeto similar. El total de los dos contratos es de 62 millones de pesos, pero en ambos, la Personería del municipio encontró irregularidades en los precios de compra de varios elementos con sobre costos de hasta el 400 %.

En el primer contrato la empresa compró jabón líquido antibacterial por galones de 10 litros, para un total de 50 litros. El contratista compró el litro a $ 15.050 pesos, mientras que en los principales supermercados del país el litro cuesta $ 9.590.

También se adquirieron cinco unidades de toallas desechables cada una por $ 52.000, mientras que el precio en el mercado es de alrededor de $ 17.000. Cinco dispensadores plásticos de jabón líquido a $ 39.000 por unidad, que en el mercado cuestan $ 5.900.

Le puede interesar: Consumo en día sin IVA será equivalente al de tres y hasta cinco días: Dian

Los tapabocas los habitantes de Arbeláez los terminaron pagando a $ 1.900 por unidad, aunque en el mercado con las mismas especificaciones y precios variables, algunos más baratos, la unidad cuesta $ 1.100.

Los guantes industriales fueron comprados a $ 8.100 por unidad, mientras que en el mercado cada par puede costar $ 5.500.

La alcaldía pagó al contratista 100 tapabocas n95 que fueron comprados a 32.000 cada unidad. En el mercado se pueden conseguir a $ 7.985.

Y como estos sobre costos hay un largo listado en cada uno de los bienes adquiridos por el municipio y pagados con recursos del erario.

El otro contrato fue firmado en mayo también con B2 Network, aunque la Personería ya había enviado una alerta por sus hallazgos del primer contrato tan pronto encontró las diferencias en los precios.

Allí se compraron monogafas para los miembros de la Alcaldía y la Policía con un valor de $ 45.937 por unidad. En el mercado se consiguen a $ 16.000 cada uno.

Se compraron guantes industriales recubiertos de nitrilo cada par a $ 34.125. En el mercado están a $ 6.100. Y, finalmente, mascarillas que cubren la mitad de la cara con filtros p100 y ajustes ergonómicos que fueron comprados por el contratista a $ 216.000 la unidad, mientras que en el mercado se consiguen a $ 85.000 cada uno.

Las relaciones políticas

Estos hallazgos fueron enviados al contralor regional Édgar Cierra Cardozo que fue escogido por la Asamblea Departamental el pasado 20 de enero, pero la Contraloría regional no ha tomado ninguna decisión hasta ahora. Mientras tanto, conocimos que la Alcaldía está evaluando más contratos con la misma empresa.

Cierra Cardozo fue elegido con los votos de los diputados de la Asamblea. El presidente de la Asamblea es el diputado Helio Rafael Tamayo, familiar de la excongresista Soledad Tamayo que remplazó a la fugitiva Aida Merlano en su curul, hasta que la Corte Suprema de Justicia decidió hace dos semanas que se declarara la silla vacía, ya que Merlano fue condenada por delitos contra el sistema electoral que involucran corrupción. La familia Tamayo tiene un peso importante en la política en Cundinamarca y es cercana a la alcaldesa Garzón con la que comparten militancia en el Partido Conservador. La Contraloría General en Bogotá no ha dado a conocer acciones sobre este caso, y la Contraloría Departamental tampoco ha tomado acciones para prevenir posibles hechos de mal uso de los recursos.

La FM se contactó directamente con la alcaldesa Garzón y le envió un listado de preguntas específicas sobre los contratos, pero no contestó. En los listados de aportes a campaña de la Registraduría no aparece información registrada por la alcaldesa.