Juez
Referencia
Ingimage
14 Feb 2021 11:39 AM

Alcaldes de Puerto Wilches y Rionegro (Santander) pagarían arresto de 5 días

Estarían incumpliendo el fallo que los obliga a garantizar los derechos fundamentales al agua, ambiente sano, a seguridad alimenticia.
Nelson David
Cipagauta Velandia
@NelsonCipagauta

Orden de arresto de 5 días a los alcaldes de Puerto Wilches, Jairo Toquica y Rionegro, Rubén Villabona, además del pago de una multa cercana a los $5 millones de pesos.

La decisión es del Juzgado Noveno Penal del Circuito de Bucaramanga, el cual confirmó incidente de desacato al no cumplirse con un fallo de tutela.

Le puede interesar: Justicia por mano propia terminó con un hombre con las manos cortadas en Cali

El fallo cobija además a funcionarios de las entidades ambientales, Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) y Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb), además de los personeros de las dos localidades.

De igual forma, la sanción aplica a la defensora regional del pueblo, Luz Doriana Orozco, quienes no habrían cumplido con su función para garantizarle el derecho a los campesinos de mantener sus cultivos.

De acuerdo con la decisión, los alcaldes están incumpliendo el fallo que los obliga a garantizar y salvaguardar los derechos fundamentales al agua, al ambiente sano, a la seguridad alimentaria, a la vida en condiciones dignas y al trabajo, invocados por la comunidad residente en la región de Salinas de Rionegro y la vereda Caño Grande de Puerto Wilches.

Lea además: Grupos ilegales obligan a desplazamiento de decenas de campesinos en Ituango

La comunidad de la zona advirtió además que en esas zonas se presentó un cambio que afectó la pesca artenasal derivado de actividades como la construcción de murallas y taponamientos de caños por parte de hacendados, finqueros y ganaderos, quienes así aumentaban su negocio, en detrimento de familias a las que se les destruyeron cultivos de ahuyama, plátano, maíz, entre otros.

Por esta razón, se vieron obligados a abandonar los predios de tradición ancestral en el arte de la pesca y agricultura de pancoger.

Ante esta grave situación decidieron interponer una acción de tutela que derivó en el incidente de desacato.