29 Jun 2016 05:05 PM

Aguardiente Cristal estaría en riesgo de desaparecer

Así lo señalaron sus distribuidores, al dar cuenta de convenios que los afectan.
En rueda de prensa, los distribuidores de licores en Caldas explicaron los riesgos que para ellos significa la firma de apertura de fronteras de licores que se hizo el pasado 3 de mayo entre los departamento de Caldas y de Antioquia y que comenzará a regir aproximadamente en dos meses.
 
Según Fernando Sánchez Prieto, distribuidor de licores en el oriente y occidente de Caldas, con el convenio firmado se afectará considerablemente las ventas del aguardiente Cristal, que tendrían una reducción del 38 % a nivel nacional, teniendo en cuenta que en solo Caldas se vende el mayor porcentaje.
 
“Resulta que el aguardiente a nivel nacional vende un poco más de 4 millones de botellas, de los cuales 3 y medio se venden en Caldas; una pérdida del 50 % equivale a decir que pierde millón 700 mil unidades y solo quedaría vendiendo por fuera del departamento, unas 500 mil unidades, osea que la marca de aguardiente quedaría valiendo muy poco”, dijo el distribuidor.
 
Además, Sánchez Pietro hizo un comparativo de lo que ha ocurrido con los mercados que se han enfrentado con los productos de la Fabrica de Licores de Antioquía (FLA) donde argumentó que, por ejemplo, Quindío, Risaralda y Santander perdieron en los primeros 3 años de apertura el 90 % de sus mercados y después de 10 años no han podido recuperarlos.
 
En la exposición, Sánchez Prieto estimó que Caldas no solo pierde el 50 % del mercado de aguardiente Cristal, sino también el 10 % del mercado del Ron Viejo de Caldas. Sin embargo, agregó que ganaría un millón de botellas de Ron en Antioquia. En cuanto a las ganancias del vecino departamento, Sánchez explicó que Antioquia podrá legalizar lo que ingresa de contrabando aportándole así a sus arcas 6 mil 400 millones de pesos de las 600 mil botellas que se estima ingresan de contrabando a esa región, mientras que Caldas no obtendrá nuevos ingresos por este concepto, pues ya este licor es facturado.
 
Los distribuidores piden conocer los estudios previos de necesidad, conveniencia y oportunidad en que se basa la decisión de abrir las fronteras con el departamento de Antioquia. Para los distribuidos el convenio se hizo con premura para evitar que la Asamblea pueda ejercer su poder de veto al ingreso de aguardientes que puedan afectar las finanzas del departamento; además advierten que las firmas existentes a la fecha de entrada en vigencia de la nueva ley de licores conservarán su vigencia hasta el término estipulado en los convenios.
 
Fuente
Sistema Integrado Digital