Abuso a menores
Niño en Brasil muere enterrado en un hoyo que cavó mientras jugaba con sus amigos en la playa.
Foto archivo
21 Sep 2021 10:00 PM

Abuso sexual contra niñas y niños: 72% de casos ocurren dentro de su propio hogar

Bienestar Familiar alerta que la mayoría de los presuntos violadores más buscados hacen parte del núcleo familiar.
wvargas
William
Vargas Velasco
@WillVargas05

Diez de las 18 personas más buscadas por abusos sexuales contra niñas y niños por parte de las autoridades, en una ofensiva del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), hacen parte del núcleo más cercano, su familia

La directora del ICBF, Lina Arbeláez, aseguró que el 72 por ciento de los casos de abuso sexual en Colombia son ocasionados en el marco del hogar. 

"Esto significa que la sociedad entera, toda Colombia, tiene que transformarse. Tiene que modificar la manera en como ha venido naturalizando la violencia contra niños y niñas", dijo la funcionaria.  

Le puede interesar: El Proceso de Paz dejó tres grupos fraccionados de las Farc: MinDefensa

Esto queda demostrado en el cartel de los más buscados en el que aparecen diez presuntos abusadores que atentaron contra la integridad de niñas y niños que eran parte de su familia.

Jean Caballero Morales accedía carnalmente a su hija desde que tenía nueve años en el Atlántico.

En Valle del Cauca, Juan Pablo Calderón aprovechaba el déficit cognitivo de su primo de once años de edad para tocar sus partes íntimas. Además, le pagaba entre 2.000 y 5.000 pesos para que no dijera nada. 

Roberto Romero Pastrana obligaba a su hija de trece años a practicarle sexo oral en hechos ocurridos en Córdoba. 

Jesús López accedía a su hermana de nueve años y su prima de ocho años en el departamento del Magdalena. 

En Neiva, Juan Chantre aprovechaba que su esposa dormía o no estaba en casa para abusar de su hija de doce años. 

En Bolívar, Leonardo Tamara aprovechaba la cercanía de la víctima y abusaba sexualmente de su prima de once años. Lo mismo hacia Yesid Grajales, en Antioquia, quien abusaba de su prima. 

Eber Garavito dejó en estado de gestación a su hijastra de doce años, tras accederla carnalmente cuando su mamá salía a trabajar en Guaviare.

En Cundinamarca, Edwin Jiménez fue denunciado por su hermano por acosar sexualmente a su hija de once años. 

Johan Villalobos fue denunciado a través de una carta anónima que llegó a un colegio de Bogotá, indicando que abusaba de dos sobrinas de ocho y doce años. 

"A la institución educativa llegó una carta anónima señalando que unas niñas de doce y ocho años estaban siendo abusadas por su tío. De inmediato pusimos en conocimiento el caso ante las autoridades", indicó una de las trabajadoras de la institución quien no quiso identificarse. 

Otro de los datos que se pudieron establecer en el cartel de los más buscados y que sigue en aumento tiene relación con los docentes que aprovechan esa condición, para abusar de los menores de edad en los colegios. 

En el listado aparecen tres docentes con antecedentes judiciales por ese mismo delito y abusaban de menores aprovechando sus investiduras.

En Putumayo, Libar Ropero, un docente con tres antecedentes por las conductas de actos sexuales con menor de catorce años y acceso carnal violento. Y aprovechaba su condición de docente para manosear a sus víctimas, utilizando como mecanismo las notas para manipular a las menores de edad. 

Aidris Patiño también aprovechaba su investidura de docente, para tocar las partes íntimas de una menor en un colegio de Arauca. 

Y en Antioquia, Jhonier Valencia es un docente de un colegio con dos antecedentes judiciales por el delito de actos sexuales con menor de catorce años, por presuntas conductas sexuales con sus estudiantes. Fue el primer capturado por las autoridades. 

Mientras que los cinco restantes son personas que utilizan a menores de edad para cometer los actos sexuales.

Daniela Villamizar, captaba a menores de edad para el ejercicio de la prostitución, organizando y facilitando encuentros sexuales donde vendía la virginidad de sus víctimas en Cúcuta. 

En Valle del Cauca, Leonardo Guerra mantenía en su residencia a menores de edad contra su voluntad y en este lugar las obligaba a prostituirse con extranjeros. 

Lea también: Caso MinTIC: Representantes de Centros Poblados se declararon inocentes

Cesar Orjuela, le pagaba 5.000 pesos a una menor de edad para sostener relaciones sexuales, estos hechos se presentaban desde hace un año en Boyacá. 

Mientras que William Castillo aprovechaba que le habían dado posada en una vivienda y abusaba sexualmente de un menor de cuatro años.

Y finalmente en Nariño, Segundo Rodríguez, habría accedido carnalmente a una adolescente de 13 años. 

Lina Arbeláez reveló que este año diariamente hay 47 menores abusados sexualmente. "En el 2020 se presentaban 39 casos de abuso sexual diariamente, y este año ya vamos en 47 denuncias diarias. Más allá de eso lo que queremos recalcar y decir es que un solo niño violentado significa un retroceso para el desarrollo de nuestro país", puntualizó la Directora del ICBF. 

Las autoridades ofrecen una recompensa de hasta 50 millones de pesos para capturar a estas personas señaladas de abusar sexualmente a menores en el país.