saludlafm.png
19 Sep 2016 10:19 AM

Secretario de salud : estamos en una crisis de salud en Bogotá, eso no es un secreto

La
Fm

Imagen de referencia tomada de Ingimage.

Capital salud tiene deudas por más de 700 millones de pesos.

Con gritos y rechiflas terminó la plenaria en el Concejo de Bogotá, en donde se debatió sobre la situación de la salud en la ciudad y la reforma planteada por el gobierno de Enrique Peñalosa para el sector.
Críticas por la infraestructura, la situación financiera, el modelo implementado, la contratación, barreras de acceso, fueron algunas de las desarrolladas por los concejales que debatieron en esta primera Plenaria.
El concejal del partido ASÍ,  Juan Carlos Flórez, abrió el debate señalando que su trabajo lo centró en las redes sur y suroccidente, en los que encontró problemas financieros. 60% de los hospitales que conforman la red del sur tienen déficit. La cifra deficitaria ronda los $22 mil millones de pesos”.
“El problema de sobreocupación en los hospitales que conforman estas redes es enorme y no hay visos de cómo resolverse”, aseguró Flórez, en su intervención y citó el caso del Hospital de Meissen, en donde la situación de colapso no cambió haciendo un comparativo entre diciembre del año pasado a la actualidad.
Por su parte, el concejal del Polo Democrático, Álvaro Argote, denunció que con la reforma estructural a la salud, se están haciendo contratos que generan dudas como por ejemplo, el que se suscribió para la línea de emergencia que se contrató con una red y no con el Centro Regulador de Urgencias (CRUE).
Es necesario hacer una consulta con los usuarios de base, para determinar si esta reforma estructural cambió el servicio de salud en la ciudad”, manifestó también el concejal Argote.
A su turno, el concejal, Armando Gutiérrez, del Partido Liberal, quien aseguró que la reorganización del sistema de salud está generando una situación desafortunada, porque la cartera se ha duplicado al pasar de $624 mil millones a más de un billón”.
En el debate también participó Andrés Bustos Granados, representante de los trabajadores del sector salud, quien denunció que los médicos fueron afectados con la reorganización. “Hay muy bajos ingresos para los psiquíatras”, afirmó.
Finalmente, el secretario de Salud, Luis Gonzalo Morales y quien tuvo que salir del recinto  en medio de gritos y chiflidos por parte de los sindicatos de la salud, aseguró que para nadie es un secreto que la salud de la capital está en crisis pero que se han tomado medidas como la declaración de la emergencia sanitaria para disolver los problemas de hacinamiento de los hospitales públicos.