ISS_0893_05899.jpg
Ingimage
28 Dic 2016 04:11 AM

Quedó al descubierto nueva modalidad de estafa con viviendas en remate en Bogotá

Las personas afectadas denuncian estafas por 20 mil millones de pesos.
La
Fm

Este miércoles se dieron cita en un barrio residencial de Bogotá 20 familias, de las más de 50, que resultaron estafadas por dos falsas inmobiliarias que utilizaban la fachada de "viviendas en remates judiciales", para engañar a sus potenciales clientes y exigirles fuertes sumas de dinero.

El abogado de las víctimas, Dario Rendòn Pineda, dijo en diálogo con RCN Radio que la estafa en total asciende a más de 20 mil millones de pesos; dinero que ya no está en poder los tres de los responsables que fueron capturados y enviados a la cárcel.

Entre las víctimas se encuentra Marino Guarín, quien asegura haber entregado 163 millones de pesos; por su parte la ciudadana Catalina Reina, dice que le pidieron 80 millones de pesos como anticipo; Jhon Jairo Roa, asegura que el monto perdido se eleva a 180 millones de pesos; Dora Gonzalez, perdió 80 millones de pesos y Jose Romero, dice que alcanzó a dar 30 millones de pesos.

Según el apoderado de las víctimas, Dario Rendon Pineda, los responsables de esta millonaria estafa iniciaron actividades en el año 2009 con dos inmobiliarias que actuaban como fachadas de nombre "Expresión Constructora SAS" y "Reinales B Inmobiliaria".

"En una de ellas, su representante legal Denis Reinales Bastidas, ofrecía los servicios de asesoría en remates judiciales, aludiendo que era ex funcionaria de la fiscalìa y de la rama judicial y que por esa razón "conocía" de primera mano los inmuebles que eran rematados", explicó.

Agregó que bajo esa figura atraían a sus víctimas, haciéndoles firmar un contrato de prestación de servicios de asesorías en remates, con el fin de que se les fuera adjudicado los bienes prometidos por y dar apariencia de legalidad a la misma.

"A cambio les exigían millonarios motos de dinero con la promesa de que en menos de un año tendrían su vivienda y les entregaban certificados de tradición y libertad de dichos bienes que ostentaban la calidad de embargos", agregó.

Una de las personas afectadas, que no quiso revelar su nombre por seguridad, dijo que no solo es el daño económico que les causaron, sino la gran afectación psicológica que hoy les embarga.

"No es fácil para un saber que ha perdido sus ahorros de toda la vida o las pensiones o endeudado con los bancos para poder adquirir una casa supuestamente barata porque esta en remate y ahora nadie nos responde por nuestros dineros".

Sobre el paradero de los más de 20 mil millones de pesos robados a estas familias, el abogado aseguró que las tres personas que se encuentran judicializados afirman que no tiene ese dinero y hasta el momento nadie mas responde.