¿Por qué se canceló el concierto de despedida de Don Omar?

La pregunta que se hacen muchos fanáticos es quién responde por la boleta comprada.

La Alcaldía de Bogotá dio a conocer que el concierto I Love Bogotá, no cumplía con los requisitos de ley exigidos por los organismos de emergencia para su realización, argumentando que no tenia un plan de evacuación para ese tipo de eventos.

La Secretaría de Gobierno, emitió un comunicado, en el que explicó que el concierto violaba la Ley 1493 del 2011, el Decreto 599 de 2013 y la Resolución 569 de 2014.

“Luego de la evaluación adelantada por las entidades que integran el Sistema Único de Gestión para el Registro, Evaluación y Autorización de Actividades de Aglomeración de Público en el Distrito Capital (SUGA), encargado de permitir o negar el desarrollo de actividades de aglomeración de público conforme al cumplimiento de requisitos legales, se le negó la autorización a la empresa I love Bogotá SAS”, dice uno de los puntos del comunicado.

La autoridades distritales a su vez recomendaron a los empresarios y administradores de los escenarios dar cumplimiento a todos los controles diseñados para velar por la seguridad del ciudadano.

Cuando las personas que se enteraron de la cancelación del evento que estaba previsto para el viernes 6 de abril, que iba a tener en el escenario artistas del género del reguetón como Don Omar Farruko y Tego Calderón, bloquearon la Autopista Norte cerca a la calle 245 sentido norte – sur, en Bogotá.

Las autoridades llegaron hasta allí para evitar desmanes y controlar a la gran cantidad de asistentes que mostraron su descontento por la no realización del evento.

“El tema de la organización estuvo pésimo. Cancelaron a las 8 de la noche sin avisarle nada a nadie, sin salir a poner la cara a los asistentes”, aseguró Viviana, una fanática de Don Omar.

“Las personas que tenemos el vehículo adentro no lo podemos sacar y no tenemos respuesta alguna. Pararon el tráfico, llegó el Esmad para disipar lo que estaba ocurriendo. No tenemos respuesta alguna”, agregó.

Lo curioso de la no realización del evento, según los asistentes, es que la apertura de puertas estaba prevista para las seis de la tarde y la Alcaldía de Bogotá emitió la restricción pasadas las nueve de la noche.