Radar-Personeria-LAFm.jpg
Personería de Bogotá
23 Nov 2016 09:34 AM

Personería: radar meteorológico de Bogotá, que costó 3 mil millones de pesos, está fuera de servicio

La Personería iniciará una actuación disciplinaria para determinar los responsables de estos hechos y remitirá copia a la Fiscalía General de la Nación.
La
Fm

La Personería de Bogotá, en cabeza de Carmen Teresa Castañeda, determinó que el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático pagó $2.940 millones por la compra y puesta en servicio de un radar meteorológico Doppler, pese a que no opera.

De acuerdo con el informe, no sólo el Idiger recibió el aparato a satisfacción en febrero de 2016, sin ser puesto al servicio, sino que liquidó el contrato sin tener claras las cuentas con el contratista. Inclusive, el Instituto tuvo que hacer prórrogas al contrato porque no tenía claro el sitio para instalarlo y no previó capacitar personal para el manejo y uso de la información del radar.

El aparato fue comprado para ayudar a prevenir emergencias por fenómenos climáticos. Servirá para monitorear en tiempo real la generación y desplazamiento de nubes, tormentas eléctricas, granizadas, hacer seguimiento a incendios forestales, apoyar el pronóstico del tiempo y verificar la dispersión de contaminantes atmosféricos. En resumen, brindará información para tomar decisiones oportunas ante eventos adversos que afecten a los capitalinos.

Según el Idiger, el radar sí opera en la Fase I (dicen que son tres). No obstante, el contrato, ya liquidado, no establece ninguna fase, sino su puesta en servicio para beneficio de la ciudad, situación que aún no ha ocurrido.

Así mismo, aún después de liquidado el contrato, al parecer el Instituto no tiene claridad sobre si el radar y todos sus elementos adquiridos están exentos del impuesto del IVA.

Finalmente, el Idiger estableció que el contratista debía tramitar las exclusiones de IVA necesarias para el radar banda X y sus accesorios. No obstante, a pesar de que el Distrito canceló el 95% del valor del contrato, actualmente no se ha reintegrado el impuesto, por la adquisición de equipos exentos del gravamen.