tinder-2.jpg
Aplicación de Tinder
Tinder
4 Abr 2019 11:55 AM

Joven habría sido drogada y agredida en cita a ciegas programada en Tinder

La cita fue acordada en la estación de TransMilenio.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

Para el próximo 8 de abril fue programada la audiencia de conciliación entre un hombre de 25 años y una joven a la que habría drogado, golpeado e intentado abusar tras contactarla a través de la red social Tinder.

Luego de sostener una serie de conversaciones virtuales con el desconocido, la pareja acordó una primera cita en una estación de TransMilenio localizada en el barrio Quiroga, localidad de Rafael Uribe Uribe, sur de Bogotá, para conocerse personalmente.

Lea este caso: Muerte de niña de 3 años en Bogotá se habría dado por maltrato y abuso

Una vez intercambiaron saludos, deciden dirigirse a una cafetería en la que el hombre le ofrece una bebida en la que al parecer introduce una sustancia extraña que hace perder la voluntad de la joven quien posteriormente queda en estado de inconsciencia.

Horas más tarde, y una vez recuperado el conocimiento, la víctima despierta en una sala de urgencias a la que habría sido conducida tras sufrir una serie de lesiones en su rostro y sin la blusa que llevaba puesta.

Ante la gravedad de los hechos, la representante legal de la joven decidió denunciar la agresión de la que fue objeto ante la Fiscalía General, que una vez realizadas las correspondientes pesquisas logra identificar y dar con el paradero del presunto agresor.

Trascendió que un representante del ente investigador habría sugerido llegar a una conciliación por el delito de lesiones personales, debido a que a su juicio se trataría de una golpiza.

Lea también: ¿Cuál es la red social que menos gusta entre los colombianos?

Aunque la joven no pudo asistir a la primera audiencia por las lesiones sufridas, sobre las que está pendiente una valoración de expertos en la materia y por las que fue incapacitada durante 15 días, la defensa pedirá cambiar los cargos y desistir de una posible conciliación entre la víctima y su agresor.  

En este sentido se manifiesta que debido a la gravedad de los hechos no se puede hablar de una simple agresión física, sino que se trataría de un claro intento por abusar de la joven.