Encapuchado-Gas-Policia.jpg
Twitter @PoliciaBogota
15 Feb 2018 03:08 AM

Encapuchado que lanzó gas lacrimógeno a Transmilenio pagaría hasta ocho años de cárcel

La Policía y la Secretaría de Seguridad, anunciaron una recompensa para dar con el encapuchado que lanzó la granada al articulado.
La
Fm

La gerente de Transmilenio, María Consuelo Araújo, aseguró que avanzan las investigaciones para identificar a la persona que lanzó gas lacrimógeno a un articulado, en medio de los enfrentamientos que se generaron tras una jornada de manifestaciones de usuarios del sistema.

Luego de que miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) lanzaran una pipeta de gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes, un encapuchado por poco provoca una tragedia al interior de un bus articulado.

LEA TAMBIÉN: Ofrecen $5 millones por información de hombre que lanzó gas lacrimógeno al interior de un TM

El hombre decidió lanzar la misma pipeta de gas al interior del bus, hecho que quedó registrado en video. De inmediato el caos se apoderó de quienes estaban al interior del articulado. Por fortuna el hecho no pasó a mayores.

Araújo indicó que están cotejando las pruebas y que no les cabe duda de que en estas protestas hay fines políticos.

Escuche las declaraciones de María Consuelo Araújo en LA FM

0:27 5:25

"Esto tiene penas de cuatro hasta los ocho años, este delito está consagrado en el Código penal como perturbación en un servicio público esencial y el Transmilenio es un servicio público esencial. No nos temblará la mano para evitar que sucedan como estas", destacó la gerente de Transmilenio.

De igual forma, Araújo recalcó que velarán por los intereses de los usuarios de Transmilenio y rechazan cualquier infiltración política.

"Está claro que un mes antes de las elecciones se disparan las tomas y bloqueos al sistema. Ello nos lleva a pensar que está siendo poltiizado. No vamos a permitir eso, no vamos a sacrificar el interés general por el particular".

Cabe recordar que la Policía y la Secretaría de Seguridad, anunciaron una recompensa para dar con el encapuchado que lanzó la granada al articulado.