Día sin Carro en Bogotá
Día sin Carro en Bogotá
Colprensa
6 Feb 2019 01:06 PM

Día sin Carro en Bogotá contamina más de lo esperado, según estudio

De acuerdo con el informe, en esta jornada circula prioritariamente transporte con combustible diésel, que es más dañino.
Alfonso
Alfonso
Rico Torres
@AlfonsoRicoT

El polvo que se levanta a diario en la capital, sumado al humo producido por la combustión que generan vehículos de motor, plantas de energía, quemas, incendios forestales, procesos industriales, entre otros, generan un polvillo fino llamado Material Particulado (PM), que al penetrar las vías respiratorias desencadena graves consecuencias en el organismo.

“Los adultos mayores, los niños y las personas con enfermedades del corazón o de pulmón son los más afectados por la exposición a la contaminación de partículas, especialmente cuando realizan actividades físicas. El ejercicio hace que las personas respiren más rápida y profundamente y que tomen más partículas en sus pulmones”, resalta la plataforma Web Gobernanza del aire, de la Universidad de los Andes, página que permite determinar la calidad del aire en distintas regiones del planeta e identifica los efectos producidos por la contaminación.

Lea también: Día sin Carro y sin Moto en Bogotá, ¿quiénes podrán sacar sus vehículos?

Desde 2001, en Bogotá se lleva a cabo el Día sin Carro, jornada que restringe el transito de vehículos particulares, durante 14 horas, con el objetivo de concientizar a los ciudadanos sobre su responsabilidad con el medio ambiente, además de promover los beneficios de usar medios alternativos de transporte y sensibilizar a los ciudadanos sobre sus efectos en la salud.

“El impacto del Día sin Carro no es disminuir los niveles de contaminación del aire por Material Particulado. Al contrario, ese día aumentan porque circula prioritariamente transporte con combustible diésel”, afirma Luis Jorge Hernández, director del Grupo de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes.

Días antes de la realización de esta jornada del Día sin Carro y sin moto, el primero de febrero de 2018, la Secretaría de Movilidad distrital informó que TransMilenio garantizaba el transporte de los bogotanos con “la operación de 100 % de su flota disponible, un total de 2992 buses distribuidos en 1767 troncales, 265 duales y 960 alimentadores”, a la vez que “se aumentará el periodo de máxima oferta en picos con operación del 100 % de la flota disponible, una hora más temprano en la mañana y una hora más tarde en la noche: entre 5:00 a.m. y 9:00 a.m. y entre 4:00 p.m. y 8:00 p.m.”.

De esta manera, el Grupo de Salud pública, Educación y Profesionalismo Médico de la Facultad de Medicina (SEP) instaló dos observatorios de calidad de aire (uno es permanente en el Centro de Prácticas de la Facultad) para realizar seguimiento a los niveles de contaminación del aire, especialmente de material particulado, durante esta jornada.

Se realizó un monitoreo para comparar un día de tránsito habitual (miércoles 31 de enero) versus el Día sin Carro y sin moto (jueves 1 de febrero), entre 4:00 a.m. y 8:00 p.m., ambos días, con reportes de Air Quality Index (AQI). Quienes viajaron en bicicleta, en patines o a pie sufrieron las consecuencias de un aire sucio. Según el boletín Epidemiológico Día sin Carro, emitido por los investigadores de Los Andes, “se observa que el estado de la calidad del aire es perjudicial (barras de color rojo) para ambos puntos de monitoreo, durante las horas de la mañana en los días registrados, este a expensas del contaminante: material particulado 2,5 (PM 2,5)”. 

Lea también: ¿Cómo se desarrollará el Día sin Carro y sin Moto en Bogotá?

“En segunda instancia se evidencia que el jueves (Día sin Carro y sin moto), en comparación con el miércoles, registra una elevación en todos los monitoreos realizados durante la jornada, debido al aumento del índice AQI, evento que se presentó en ambas localidades”, señala el informe.

De igual forma, indica que uno de los agravantes durante la jornada se dio por la movilidad de transporte público: buses, busetas y TransMilenio que funcionan con combustible diésel, fuente de contaminación del aire por material particulado respirable. “El comportamiento fue muy parecido a los días con carro, aunque hubo momentos en el Día sin Carro con mayores picos de concentración de material particulado”, concluye Luis Jorge Hernández, director del Grupo de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes.  

Gobernanza del aire es una plataforma desarrollada por la Facultad de Medicina con la colaboración de la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad de los Andes. Se trata de una página web en donde los usuarios pueden consultar la definición de material particulado y sus efectos en la salud pública. Además, quienes ingresan pueden revisar en tiempo real la calidad del aíre de la ciudad con parámetros nacionales e internacionales.

Fuente
Sistema Integrado Digital