FOTOIDUCALLESBOGOTACOLPRENSALAFM1.jpg
9 Ago 2016 03:52 AM

De nuevo el IDU es afectado con millonaria condena

La
Fm

Fotografía de referencia / Christian Castillo - Colprensa.

Por incumplimiento en el pago de reparación de la malla vial de Bogotá, el IDU deberá pagar más de 27 mil millones de pesos.

La suma de la condena no es despreciable. El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) debe pagar 27 mil millones de pesos, más los intereses moratorios de 6 años, a la Sociedad Ortiz Constructores y Proyectos por incumplir el contrato de reparación de la malla vial de Bogotá.

El pleito inicia tras las demoras de la empresa privada para seguir adelante con el proyecto. En su momento, el consorcio le indicó a la Administración Distrital que la tardanza en la nivelación de cuatro tramos se debía a las fuertes lluvias de la temporada de la niña, la demora había disparado los costos de la obra. El IDU se negó a pagar ese dinero de más.

Ante las diferencias entre la entidad y la empresa privada, las partes acordaron dirimir el conflicto en un tribunal de arbitramento. El IDU fue derrotado y condenado a pagar 27 mil 830 millones de pesos más los intereses moratorios. La entidad pidió la nulidad ante el Consejo de Estado, pero fue derrotado por medio de un fallo con ponencia de la magistrada Stella Conto. El alto tribunal determinó que no hubo violación al debido proceso, sino que se trataba de discusiones probatorias entre las partes.

El contrato analizado por el Consejo de Estado es el 072 de 2008. Aunque el consorcio que ganó el pleito jurídico no tiene ninguna relación con el Grupo Nule, sí es importante tener en cuenta que las obras en las que estaba trabajando la Sociedad Ortiz Constructores y por las que se pronunció el Consejo de Estado, son las mismas que inicialmente fueron adjudicadas a las empresas de la firma de Miguel Nule.

El polémico contrato 072 de 2008 de malla vial le ha traído varios dolores de cabeza al Distrito. Primero con las irregularidades de los Nule y ahora con los incumplimientos del IDU a unos contratistas que deben ser recompensados.