WhatsApp-Image-2017-11-19-at-11.01.58-AM.jpeg
LA FM
19 Nov 2017 05:44 AM

Así fue la implosión del antiguo edificio del MinTransporte

El Ministerio de Transporte funcionó en ese edifició durante 59 años.
La
Fm

El evento en el que se llevó a cabo la implosión del antiguo edificio del Ministerio del Transporte contó con la participación del presidente de la República, Juan Manuel Santos, quién dará inicio al ambicioso programa de renovación urbana ‘Ciudad CAN‘.

Los expertos de la firma de ingeniería Atila manejaron los explosivos, controlados mediante el sistema de implosión, que disminuyen la caída de escombros, el ruido, las emisiones de polvo y asegura una afectación mínima para el entorno de la edificación intervenida.

Al acto, que se cumplió junto al monumento a Los Héroes Caídos, también asistieron el ministro de Transporte, Germán Cardona; la directora de la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco Vargas, Claudia Luque, y varios exministros de Transporte.

“Las ciudades tienen que irse renovando y mejorando. Este proyecto es muy ambicioso, serán cerca de 48 hectáreas, casi millón y medio de metros cuadrados de construcción. Esto va a generar mucho empleo y sobre todo va a generar toda una transformación. Este va a ser el verdadero centro de Bogotá”, expresó el presidente Juan Manuel Santos en su intervención.

A su turno el ministro de Transporte, Germán Cardona, manifestó que “hoy lo que pretendemos es ver desaparecer un edificio que fue un ícono para el país. Esperamos que con la implosion de este edificio le demos un gran paso a la revolución de la infraestructura”.

El material que se utilizó para esta implosión fue sido producido por la Industria Militar colombiana Indumil.

Se trata de 150 kilogramos de indugel, explosivo que no produce gases venenosos y no utiliza dinamita. Serán utilizados 2.500 metros de cordón detonante y unos 300 detonantes no eléctricos.

El proyecto ‘Ciudad CAN‘ es liderado por la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco (ANIM), y prevé la renovación de la mayoría de las edificaciones del Centro Administrativo Nacional con lo que se abriría paso a un punto de desarrollo para Bogotá, que comprende usos mixtos del suelo, creación de espacios verdes y construcción de zonas peatonales.

La ambiciosa obra se desarrollará en 48 hectáreas y beneficiará a más de 23 mil personas que trabajan en las edificaciones estatales ubicadas allí. El proyecto generará más de 80 mil empleos y se estima que la primera fase concluirá en junio del 2018.