Dengue / Malaria
Colprensa
25 Oct 2018 05:54 PM

Zika afectó salud sexual y reproductiva de las colombianas

Según Profamilia el virus del Zika también puede ser adquirido por a través de vía sexual. 
Diana Cabrera
Diana
Cabrera
@dianamileca

Profamilia reveló un estudio que evidenció los graves efectos que el virus del Zika ha tenido en la salud sexual y reproductiva de las mujeres en Colombia, ante la falta de acciones para disminuir la afectación por esta epidemia que se registró en las regiones con donde hay temperaturas elevadas. 

El estudio se llevó a cabo a partir de entrevistas y grupos focales, como mujeres gestantes diagnosticadas e informantes claves en comunidades de Bogotá, Barranquilla, Soledad, Cúcuta, Los Patios y San Andrés. 

Según Luz Janeth Forero Martínez, Gerente de Proyectos e Investigaciones de Profamilia, la evaluación evidenció la necesidad de estar preparados para enfrentar esta serie de virus que llegan al país y que afectan la salud de forma diferenciada en hombres y mujeres. 

“Es una investigación de carácter cualitativo a los actores del sistema de salud como las Secretarias de los municipios más afectados por el Zika en Colombia, donde las mujeres fueron las principales víctimas con ellas y los actores sociales, miramos como la política se incorporó y aplicó para poder afrontar la epidemia”, subrayó. 

Agregó que enfrentar infecciones transmitidas por vectores, como el Zika requiere que las acciones trasciendan las clásicas intervenciones de salud pública como: manejo de aguas, control del virus y protección de la picadura, para incorporar acciones enmarcadas en garantizar los Derechos Sexuales y Reproductivos. 

“Cómo no se comprendió desde los primeros momentos de la epidemia que el Zika era un problema de género y mucho menos de salud sexual y reproductiva; todo el abordaje se centró en el vector y cómo radicábamos el mosquito, pero las acciones de la prevención de la maternidad en tiempos de Zika no fueron las suficientes”, indicó. 

Le puede interesar: Evalúan nuevos casos de zika en seis departamentos en Colombia

Enfermedad de trasmisión sexual 

La investigadora agregó que “entender el Zika como una enfermedad de trasmisión sexual fue un poco más tardío lo que generó una influencia en la ocurrencia de los efectos sobre las gestaciones”. 

Aseguró que en algunos casos se reconoció de manera tardía ese impacto y las mujeres sobre todo, siguieron presentando las barreras a la anticoncepción y a la interrupción temprana del embarazo en los casos que aplicaba la ley. 

“Mientras que, entre los obstáculos y brechas, que afectaron la gestión integrada de apoyo al Plan de Respuesta de Zika, se encontraron la ausencia de acciones con enfoque en salud sexual y salud reproductiva, la limitada articulación intersectorial y las actitudes, comportamientos y conocimientos a nivel comunitario”, dijo.  

Martínez, fue enfática en señalar que “el Zika es una infección de trasmisión sexual en el sentido que se puede trasmitir a través del semen, por eso era tan importante que en ese tiempo de la epidemia se usaran métodos de barreras, como los preservativos para evitar la concepción”. 

La representante de Profamilia dijo que “los análisis permitieron establecer que el país dio la alerta y se habló en principio de diferir la maternidad; pero faltó empoderar mucho más a la comunidad de lo que es la anticoncepción, prevenir la gestación en los tiempos del Zika y eso se hace desde la doble protección las mujeres con métodos de anticonceptivos y los hombres con el uso del preservativo”. 

La especialista subrayó que el Zika tiene varias formas de trasmisión; una de ellas es a través de la picadura del mosquito "Aedes aegypti", pero después de que se tenga el virus se puede trasmitir a otra persona a través de vía sexual. 

Lea también: (El zika en las madres gestantes)

Nuevos retos 

La Gerente de Proyectos e Investigaciones Profamilia ratificó que esta investigación muestra que debemos estar prepararnos para futuras epidemias, teniendo un abordaje intersectorial y ver el problema de manera global y no sectorizado. 

La investigación permitió establecer también que es clave comprender que la vulnerabilidad de las mujeres y hombres al impacto de eventos climáticos y epidémicos, está determinada no solo por la biología, sino por las diferencias en sus roles y responsabilidades sociales, las cuales a menudo exponen a las niñas y mujeres a cargas adicionales.  

En Colombia, durante 2015-2016, las enfermedades transmitidas por vectores, como la malaria, el dengue, el chikunguña o el Zika, afectaron a más mujeres que hombres.  

La investigación aporta recomendaciones en materia de política pública: en primer lugar, se debe continuar fortaleciendo la articulación entre actores y promover la coordinación intersectorial con objetivos compartidos. Especialmente, abordando las implicaciones del género, los servicios de salud sexual y reproductiva, y las acciones para mitigar los efectos de situaciones medioambientales en la salud de las mujeres y las niñas. 

También, se debe alinear el plan de respuesta del Zika con los lineamientos de la Política Nacional de Salud Sexual y Sexualidad, el Plan decenal de Salud Pública y las metas de desarrollo sostenible relacionadas con la salud sexual y reproductiva de las mujeres y las niñas. 

 Adicionalmente, es necesario aumentar el financiamiento para fortalecer las capacidades de los prestadores de servicios de salud e invertir más en investigaciones.

Más información: (Nueva alerta del zika: bebés infectados también pueden tener daños oculares)

Fuente
Sistema Integrado de Información