El desayuno es la comida más importante del día
El desayuno es la comida más importante del día
Imagen de referencia (Ingimage)
3 Jul 2018 11:07 AM

Cinco tips para comer bien en el trabajo y mejorar la productividad

Sortear las actividades exige tener energía, vitalidad y concentración. Por esta razón, es clave que elija muy bien lo que consume.
Steven
Stiven
López
@StivenMorrison

De acuerdo con un estudio de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT), la mala alimentación en el trabajo puede causar pérdida de hasta un 20 % en la productividad, tanto por problemas relacionados a la falta de alimentación como por el exceso de ella.  Anna Consolato, gerente de mercadeo de cereales Kellogg's para la región Andina comentó: "elegir los alimentos adecuados para la jornada laboral es clave, ya que el cuerpo aumenta o disminuye su rendimiento de acuerdo a lo que se ingiere".  

Tips que marcan la diferencia:

1. ¡Los cereales dan energía!: Este alimento es excelente para mejorar el desempeño laboral. Sus carbohidratos son la principal fuente de energía del cuerpo y permiten estar alerta.
 
2. Las frutas y las verduras aportan vitaminas y nutrientes: Una porción de frutas con cereal o granola, es un plato saludable que da energía y ayuda a mantener vitalidad durante el día.

3. Aliméntese con frutos secos: En especial las almendras, nueces y todos aquellos productos que contienen ácidos omega 3 y omega 6, los cuales son importantes para el  buen funcionamiento del organismo.

4. Tome suficiente agua: Estar hidratado ayudará a que el cuerpo funcione mucho mejor, además de mantenerlo atento.

5. Comer chocolate es bueno contra los problemas de la memoria: Aunque el chocolate es un alimento rico en grasas, carbohidratos y proteínas, también contiene una sustancia proveniente del cacao llamada flavanoles, ésta mejora la eficiencia de la memoria del cerebro y ayuda a mantenerte activo y despierto.

Además, estas son opciones para un desayuno saludable:

1. El cereal: Los carbohidratos son la principal fuente de energía del organismo. Tanto para los adultos y los niños aportan proteínas y minerales como el hierro, fósforo o zinc, vitamina A y vitaminas del complejo B.

2. Las frutas y las verduras: El principal aporte de las frutas y verduras son las vitaminas y minerales, algunas de ellas aportan fibra, vitaminas A, C y algunas del complejo B. Las manzanas, el banano y la naranja son una excelente idea.

3. Lácteos: La leche y sus derivados, como el queso, son fuente de calcio y proteínas. En los niños, el calcio ayuda al crecimiento de huesos y dientes, en adultos a prevenir enfermedades como la osteoporosis.

4. Proteínas: La proteína del huevo es la referencia para el resto de las proteínas. No hay otro alimento igual, ya que aporta todos los aminoácidos esenciales. El pollo, pescado y la carne de res pueden usarse en distintas preparaciones también.