23 Nov 2015 11:28 PM

La nueva movida del Centro Democrático para frenar el acto legislativo para la paz

Varios congresistas aseguraron que el Centro Democrático busca recusarlos por conflicto de intereses para frenar esta reforma. 
El autor de la recusación dirigida a todos los miembros de esta célula legislativa es el representante del Centro Democrático Edward Rodríguez. 
 
En la carta dirigida al presidente de la Comisión Primera, el congresista Miguel Ángel Pinto, el uribista asegura que "el presunto conflicto de interés por parte de los miembros de la Comisión I de la Honorable Cámara de Representantes, dentro de los cuales me incluyo, surge con ocasión a la creación de una nueva célula legislativa la cual estaría integrada por los miembros actuales de las comisiones I de la Cámara y Senado y doce congresistas más". 
 
Asimismo, señala el documento que "en ese orden de ideas, sería inadmisible abreviar el procedimiento constitucional vigente para la creación de leyes y reformas constitucionales, las cuales podrían configurar una sustitución a la constitución, al establecer una comisión en la cual quienes la crean son los mismos que se incluyen en ella". 
 
Ante el hecho y tras conocer el documento, el ponente del acto legislativo para la paz en la Cámara de Representantes y miembros de la Comisión Primera, el congresista del Partido de la U, Hernán Penagos aseguró que la Comisión de Ética será la encargada de determinar sí la recusación es viable o no. 
 
A su vez agregó que "de ninguna manera hay conflicto de intereses; ese proyecto ha surtido dos debates tanto en Comisión como en plenaria de Senado y nadie se ha venido con proposiciones de esta naturaleza, entre otras razones porque son absolutamente ridículas y de alguna manera sin ningún fundamento legal". 
 
El congresista del Partido de la U fue enfático en resaltar que está convencido en que la Comisión de Ética se va pronunciar en favor de que no hay ningún tipo de recusación para que después de ello se pueda avanzar con el debate y la votación.
 
Es importante destacar que mientras la Comisión de Ética no se pronuncie al respecto y tome cartas frente a la recusación, la discusión del acto legislativo para la paz en la Cámara de Representantes queda estancada.
Fuente
Sistema Integrado Digital