Kiri
El Kiri puede llegar a alcanzar hasta 27 metros de altura.
Captura de video tomado de la cuenta en YouTube: Ricardo Parra Jorquera
9 Nov 2018 12:01 PM

Kiri, el árbol chino que dispara una alerta en Colombia

El Ministerio de Medio Ambiente y la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales estarían analizando las medidas a tomar prontamente.

Aunque varios portales web sobre el medio ambiente se refieren al Kiri, cuyo nombre científico es Pawlonia Tomentosa, como el árbol chino que podría ser de gran ayuda contra el calentamiento global, la contaminación y la desertificación del planeta; todo parecer indicar que para las autoridades ambientales colombianas esta especie no es de su agrado y ya la tienen bajo la lupa. 

Al revisar sus características, el Kiri puede llegar a alcanzar hasta 27 metros de altura y un tronco entre 7 y 20 metros de diámetro. Además, tiene unas hojas de 40 cm de ancho, es resistente al fuego y a la contaminación. 

Teniendo en cuenta lo anterior y con el objetivo de proteger las especies nativas, el Instituto Humboldt adelantó un estudio sobre el Pawlonia Tomentosa, determinando que es un árbol invasor que pone en alto riesgo los ecosistemas, por lo que ya ha sido reportado en varios estados de EE.UU. y países como Brasil, Australia, Alemania y Portugal. 

Carolina Castellanos, una de las investigadoras de Humboldt que estuvo al frente del estudio, indicó que al realizar el análisis del Kiri hallaron que esta especie puede prosperar en muchos tipos de ambientes, incluyendo los perturbados, como potreros y áreas que están degradadas.

"Su población puede crecer muy rápido a partir de poquitos individuos. Se puede reproducir vegetativamente, es decir que no solo crece por semillas, sino que también se puede cortar y rebrota. Adicionalmente, tolera estar con las vacas, el fuego, por lo que se puede quemar o los animales afectar y vuelve a rebrotar", explicó Castellanos a RCN Radio y La FM. 

Igualmente, los investigadores hallaron que este árbol chino puede llegar a dominar el ambiente donde se plante, limitando el crecimiento de otras especies nativas. 

"Esta planta puede establecerse muy bien en áreas que a otras especies les costaría más trabajo llegar a crecer bien, y como hay tantos ambientes disturbados en Colombia podría llegar a estar en muchos lugares del país si se sigue dispersando para ornamentales", agregó la investigadora de Humboldt. 

Según Castellanos, el estudio hecho sobre este árbol ya es de conocimiento del Ministerio de Medio Ambiente y de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), quienes serán los encargados de tomar las medidas al respecto 

"Ellos se encargarán, si así lo consideran, de emitir una medida cautelar para que al menos las empresas no sigan comercializando esa especie en el país y controlar lo que ya está. Con los árboles que ya están, la ANLA deberá determinar qué hacer, lo ideal sería controlarlo o tenerlo muy monitoreado antes que empiece a producir frutos. También verificar las poblaciones donde está la especie y su estado", concluyó.

Fuente
Sistema Integrado Digital