COLP_079177.jpg
Jaime Alberto Leal Afanador, rector de la UNAD / Colprensa
9 Ene 2018 07:50 AM

Rector de la Unad habría favorecido a familiares con millonarios contratos

Según los hallazgos de la Procuraduria, Jaime Alberto Leal Afanador habría incurrido en un posible conflicto de intereses, al supuestamente beneficiar con contratos a sus familiares.

La Procuraduría calificó como una falta grave a título de culpa grave la conducta del rector de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (Unad), Jaime Alberto Leal Afanador, quien habría ayudado a su sobrina, Diana López Leal, a llegar al cargo de directora del Centro de Idiomas de la sede de la universidad en el estado de La Florida, Estados Unidos.

Según los hallazgos de la Procuraduria, Leal Afanador habría incurrido en un posible conflicto de intereses, al supuestamente beneficiar con contratos a sus familiares, según términos disciplinarios, la falta se entiende como un incumplimiento del régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses.

En el expediente que reposa en el Ministerio Público, y el cual será usado durante el juicio disciplinario, también hay pruebas que demostrarían que en su condición de rector y presidente de la Junta Directiva de la Unad en La Florida, habría solicitado la aprobación de un auxilio educativo por un valor que asciende a los $8.427,78 USD para que Germán Posada Pinzón, gerente de desarrollo de la sede de la universidad en el exterior e hijo de Magdalena Pinzon, entonces directora ejecutiva de dicha sede, adelantará estudios en la Universidad de Harvard.

Precisamente el Ministerio Público también llamó a juicio disciplinario a Pinzón por permitir la contratación de su hijo como gerente, además por supuestamente recibir simultáneamente dos salarios “a sabiendas que era titular como directora ejecutiva y que había sido encargada de las funciones de vicerrectora a través de la Resolución 6086 del 10 de diciembre de 2012, que en su artículo segundo expresamente resolvió que no percibiría asignación salarial por su desempeño en este cargo”.

A Pinzón también se le investiga por supuestamente no incluir en el informe de la Oficina de Presupuesto, correspondiente a la vigencia fiscal 2012 de la universidad, la suma de $1.756,2 millones como ingresos propios, recibidos por servicios educativos en la sede de la Florida.