Atentado en Escuela General Santander
Atentado en Escuela General Santander.
Foto: Colprensa
18 Ene 2019 08:36 AM

Pruebas que permitieron la rápida identificación del autor del atentado en la Escuela de Cadetes

Usando las cámaras de seguridad la Fiscalía recreó el recorrido que hizo el carro bomba antes de llegar a la institución.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez reveló detalles de la investigación por el carro bomba que estalló a las 9:32 de la mañana del pasado jueves en la Escuela General Santander que deja hasta el momento 21 muertos y 68 heridos.

Los investigadores del CTI y de la Sijín revisaron las cámaras de seguridad de la zona en la que se presentaron los trágicos hechos. Dichas grabaciones permitieron establecer la ruta que hizo la camioneta de las 9:11 de la mañana por la Avenida Villavicencio.

A las 9:25 de la mañana, un hombre -cuya identidad se desconoce por el momento- se bajó de la camioneta Nissan Patrol (Modelo 1993) frente a la estación Venecia de TransMilenio. El vehículo siguió su rumbo hacía la escuela de preparación de los oficiales de la policía.

Vea también: Videos del recorrido del carro que explotó en Escuela de Cadetes General Santander

Las cámaras de seguridad de la Escuela registraron el ingreso irregular de esta camioneta a la sede por la Autopista del Sur. Acto seguido, a las 9:32 de la mañana, se presenta la explosión del carro que tenía 80 kilos de pentonita.

José Aldemar Rojas Rodríguez, señalado como autor material del atentado en la Escuela General Santander
Foto de Colprensa
José Aldemar Rojas Rodríguez, señalado como autor material del atentado en la Escuela General Santander

“Requerimos la cooperación de la ciudadanía que nos ayude a identificar y completar el trazo porque necesitamos saber de dónde salió el vehículo. Seguimos trabajando con las cámaras públicas y privadas pero sería muy importante que la ciudadanía nos ayude a identificar desde el momento en que sale con los explosivos”, precisó Martínez.

En contexto: ELN es responsable de atentado en la Escuela General Santander: Mindefensa

La camioneta

Tras verificar las placas del vehículo se verificó la base de datos en el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt) lo que permitió establecer los dueños de dicha camioneta, “lo que nos llevó al nombre de José Aldemar Rojas Rodríguez”.

El hombre aparecía como el propietario del vehículo. Los documentos oficiales permitieron ubicar su fotografía. Esta imagen le fue presentada a los policías que estaban de guardia al momento de los hechos y quienes tuvieron contacto con el sospechoso.

Lea también: Fiscalía imputará cargos al Comando Central del ELN por atentado en la General Santander

“Estos testimonios del personal de guarda de la Escuela General Santander quienes con la foto en la mano identificaron plenamente a la persona que había ingresado irregularmente”, detalló. 

Los documentos del carro también permitieron establecer que el 17 de febrero de 2017 fue adquirido por Mauricio Mosquera León, conocido con el alias de ‘Macancán’ quien tiene antecedentes por delitos relacionados con el terrorismo.

“Es decir, desde 2017 el vehículo fue adquirido por un terrorista vinculado al Ejército de Liberación Nacional. Se hizo un traspaso, el 21 de noviembre de 2017 en Bello (Antioquia) y finalmente fue adquirido el pasado mes de abril por José Aldemar Rojas”, explicó el Fiscal General.

La camioneta estuvo en revisión técnico-mecánica en Arauca, zona en la que existe una presencia consolidada el ELN. Las cámaras de los peajes permitieron establecer que el 24 de noviembre de 2018 estuvo en el Meta, en la vía Barranca de Upía.

Los datos de inteligencia permiten inferir que Rodríguez Rojas era miembro del ELN. En esa estructura era conocido con los alias de ‘Mocho’ o ‘Kiko’ y desempeñaba labores relacionadas con explosivos. La información de inteligencia permitió establecer que en una de sus “actividades criminales” perdió la mano derecha.

“En el registro civil, a diferencia de la mayoría de los colombianos, solamente hay registro de cinco huellas de los dedos que corresponden a la mano izquierda”, detalló el Fiscal General.

Tras los hechos registrados en la Escuela General Santander, los agentes del CTI y de la Sijín realizaron una prueba de necrodactilia “que permitió establecer técnicamente por la comparación de las huellas de esa mano con los registros de la Registraduría Nacional del Estado Civil que correspondían al autor de este crimen”. 

Fuente
RCN Radio