27 Sep 2015 06:46 PM

Policía abatió a alias 'Pijarvey', comandante del Bloque Libertadores del Vichada

Alias 'Pijarvey' tenía en su contra tres órdenes captura por los delitos de concierto para delinquir, homicidio  agravado, terrorismo y porte ilegal de armas de fuego.
En una operación de la Policía Nacional, en el corregimiento Asocortomo, departamento del Vichada, fue abatido al enfrentarse con las unidades, Martín Farfán Diaz González, alias 'Pijarvey', cabecilla del Bloque Libertadores del Vichada.
 
"Este delincuente controlaba las rutas de narcotráfico en Vichada, Meta y Guaviare hacia la frontera con Venezuela, de igual manera se financiaba mediante la extorsión, oficinas de cobro y ajustes de cuentas en estos departamento", indicaron las autoridades.
 
La muerte de alias 'Pijarvey' fue confirmada por el director de la Policía, general Rodolfo Palomino.
 
Detalles en este comunicado oficial:
 
"La Policía Nacional liberó a los llanos orientales del principal factor desestabilizador para la seguridad de la región y considerado como el quinto hombre más buscado de Colombia. Fue abatido Martín Farfán Díaz González, Alias “Pijarbey”, el señalado narcotraficante, promotor de varios homicidios en Meta, Guaviare, Casanare y Vichada, y responsable de múltiples extorsiones contra ganaderos.
 
Información de inteligencia e investigación criminal, permitió conocer la rutina e identificar el lugar exacto en el que se refugiaba el delincuente. Con datos precisos, comandos especiales de la Policía Nacional se infiltraron en la gran sabana de Vichada, y durante dos semanas caminaron estratégicamente hasta llegar a un caserío del corregimiento Asocortomo, en Cumaribo.
 
En la madrugada y cuando el narcotraficante preparaba su faena de domingo, los uniformados asaltaron la vivienda rústica en la que se escondía en compañía de seis personas. El máximo cabecilla del “Bloque Libertadores de Vichada” y sus hombres, se enfrentaron a las unidades operativas. Finalmente cinco integrantes del esquema de seguridad escaparon, una mujer que los acompañaba quedó herida, y alias “Pijarbey” murió en medio del intercambio de disparos.
 
Los comandos registraron el lugar, encontraron equipos de comunicaciones, fusiles, cuadernos y memorias con evidencias sobre las intimidaciones y el poder corruptor que ejercía el denominado “Capo de los Llanos”. La mujer fue estabilizada en el lugar, y luego de la plena identificación de Martín Farfán Díaz González, fue trasladada hasta Villavicencio (Meta), donde se recupera de las lesiones.
 
Según la investigación, alias “Pijarbey” llegó a ese lugar hace nueve meses. Escogió esa casa porque estaba ubicada en la parte más alta de la sabana, desde allí podía detectar cualquier movimiento a su alrededor y divisar con anticipación la cercanía o sobrevuelo de helicópteros.
 
 
Los informes dan cuenta que el criminal de 40 años, vivía en un permanente estado de zozobra. No solo por el permanente asedio de las autoridades; también por la disputa armada que sostenía con la banda rival en la región “Bloque Meta”, que deja varios muertos en cuatro departamentos; además, quien fuera su hombre de confianza y segundo en la estructura alias “Móvil 7”, amenazaba con traicionarlo.
 
Alias “Pijarbey” se movilizaba en pequeños grupos y en cuatro motocicletas. Escogió como escondite una zona donde no hay señal para equipos móviles y que dificultaba sus propias comunicaciones, todas las instrucciones eran impartidas mediante correos humanos. Igualmente, instrumentalizaba a comunidades indígenas de Vichada, para que le informaran sobre los avances de la Fuerza Pública y la presencia de personas extrañas.
 
El cabecilla principal de la estructura de crimen organizado “Libertadores de Vichada”, tenía en la actualidad 150 hombres en armas. En su contra pesaban tres órdenes de captura vigentes por los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio, terrorismo y porte ilegal de armas. También era buscado mediante circular azul de Interpol.
 
Actualmente alias “Pijarbey” controlaba toda la salida de drogas por la frontera suroriental con Venezuela y Brasil. Su principal aliado narcotraficante era el “Clan Úsuga”, que envió a la región un delincuente conocido con el alias de “Mona”, para que garantizara el paso de las toneladas de cocaína que pagaban.
 
Martín Farfán Díaz González, nacido en Puerto Lleras (Meta), comenzó su portuario criminal en el año 1996 cuando se vinculó a las AUC Bloque Guaviare. Tras el proceso de desmovilización, Pedro Oliveiro Guerrero Castillo alias “Cuchillo”, le encomendó entrar a la clandestinidad para rearmar un grupo que posteriormente se llamó ERPAC.
 
En 2009 fue capturado en Mapiripán (Meta), pero 26 meses después quedó libre por pena cumplida. Con alias “Cuchillo” muerto en una operación de la Policía Nacional en diciembre de 2010, alias “Pijarbey” se instaló en Vichada y retomó acciones criminales como narcotráfico, desplazamiento, reclutamiento y extorsiones.
 
Se le conocía como una persona fría y despiadada, sus homicidios corresponden a los denominados ajustes de cuentas, incluso de integrantes de su misma organización y otros asesinatos de adversarios del “Bloque Meta” con quienes sostenía una violenta contienda."
 
Fuente
Sistema Integrado Digital