Madres de falsos positivos en Soacha
Madres de falsos positivos en Soacha dieron su versión en la JEP.
Foto: Colprensa
17 Oct 2019 10:11 AM

'Madres de falsos positivos de Soacha' piden a la JEP citar a Uribe y Santos

Los jóvenes fueron asesinados y presentados como guerrilleros abatidos en combate.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

Las 'madres de los falsos positivos' de Soacha le solicitarán a la Sala de Reconocimiento de la Verdad de la Jurisdicción de Paz (JEP) que cite a declarar a los expresidentes Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos, así como el excomandante de las Fuerzas Militares, general (r) Fredy Padilla de León por su participación y conocimiento en los hechos que rodearon las ejecuciones extrajudiciales. 

En la solicitud se señala que estas declaraciones son necesarias para esclarecer los hechos que se registraron entre diciembre de 2007 y agosto de 2008, cuando un grupo de jóvenes fueron engañados con una oferta de trabajo y trasladados hasta Ocaña (Norte de Santander) para ser entregados a militares adscritos al batallón de Infantería 'Francisco de Paula Santander' 

Posteriormente -según las pruebas documentales y testimoniales recolectadas- fueron asesinados y presentados como guerrilleros abatidos en combate. "En el caso de los expresidentes, si bien estos conservan su fuero especial, la JEP debería por lo menos exhortar para que comparezcan a rendir cuentas".

Los familiares de los 19 jóvenes que fueron reclutados para ser presentados como "bajas en combate" reclamaron ante la falencias y omisiones en las que han incurrido los oficiales y suboficiales de la Fuerza Pública que se sometieron ante la JEP.

Jackeline Castrillón Peña, hermana de Jaime Castillo, aseguró que los militares no han contado toda la verdad. En sus declaraciones –sustentó- han evadido toda la responsabilidad, echándole la culpa a sus subalternos y manifestando que todo se hizo a sus espaldas.

Le puede interesar: Consejo de Estado condenó a la Nación por "falsos positivos" en Caldas

“Creemos que no están aportando verdad plena”, señaló. Castrillón considera que los militares han incurrido en una actitud “muy cínica, de no arrepentimiento, no aceptan y dicen que todo sucedió a sus espaldas”.

Debido a esto consideran que la JEP debe tomar una decisión de fondo frente a esta situación puesto no se puede creer que los máximos comandantes no tuvieran ningún conocimiento de estos casos.

Por su parte, Luis Ángela Garzón Páez, hermana de Eduardo Garzón, reclamó por lo que considera una falta de compromiso por parte de los militares que se han sometido a la JEP puesto que nunca han reconocido su responsabilidad de manera directa.

“Dudo que se conozca toda la verdad, solicito por favor que cuenten parte de la verdad, que digan lo que hicieron”, reseñó. En este punto señaló que es una lucha para limpiar el buen nombre de sus seres queridos quienes fueron acusados de ser guerrilleros.

Considera que en 20 minutos, tiempo en el que les dio la JEP para exponer sus casos no pueden explicar quiénes eran sus seres queridos. “Los que mataron a nuestros familiares tienen muchas horas para hablar y las desaprovechen para decir la verdad”, manifestó.

Fuente
RCN Radio