Luis Augusto Mora, el hombre de las chocolatinas
Luis Augusto Mora, el hombre de las chocolatinas, pasó cuatro años en la cárcel por hurtar dulces en supermercados de Bogotá.
Colprensa
17 Ago 2018 07:58 PM

Luis Mora, el ladrón de chocolatinas, fue dejado en libertad

El hombre pagó una condena de cuatro años por robar chocolatinas en establecimientos comerciales.
Ortiz
Karen
Ortiz
Karenortiz25

Luis Augusto Mora pasó cuatro años de su vida recluido en el pabellón de máxima seguridad de la cárcel La Picota y a pesar de que tuvo que compartir patio con asesinos, guerrilleros y abusadores, su crimen no fue atroz; fue condenado por hurtar chocolatinas. 

En su contra reposaron 63 procesos por hurto, y pese a que ya recobró la libertad, aún tiene más de 20 investigaciones abiertas. 

A sus 58 años, Mora tiene en su carrera profesional títulos y diplomados que obtuvo en Estados Unidos, país en el que vivió desde que tenia cinco años junto a su familia. Pero un suceso lo marcó de por vida: su hija de 17 años murió en un accidente, lo que lo condujo a una depresión y dependencia de las drogas. Esto, según argumenta él, fue lo que lo llevo a realizar los 63 robos. 

En los supermercados de la capital era conocido con el alias de ‘hombre de las chocolatinas’, porque se dedicaba a robar estos dulces; en muchas ocasiones ni siquiera logró sacar las chocolatinas de las tiendas porque era descubierto por los detectores de los supermercados. 

“52 meses pagué de condena y no tuve beneficios de nada. Hay gente que ha cometido homicidio y ya ha salido, y yo por chocolatinas fui negado de todo beneficio”, indicó Mora en entrevista a Noticias RCN. 

Según la Fiscalía General de la Nación, Mora logró acumular más de 60 procesos por hurto. El día de su captura, paradójicamente, no robó chocolatinas porque en el supermercado que estaba no habían surtido la sección de dulces, por lo que tomó la decisión de llevarse una caja de crema dental, sin prever que ese día entraría a la cárcel. 

“Cuando se le otorga la libertad y va a salir a puertas de La Picota, lo retienen porque es requerido por otros juzgados”, afirmó Javier Francisco Reyes, abogado defensor de Mora. 

El hombre de las chocolatinas pasó a ser considerado como una especie de criminal reincidente debido al número de casos que acumuló en su contra y a pesar de que en varias audiencias argumento estar “enfermo”, esto no fue suficiente para obtener la libertad. 

“Los procesos míos no eran para que me tuvieran en máxima seguridad; me tuvieron en el patio de extranjeros, en el penal, me tuvieron con la guerrilla en el patio cuarto”, señaló Mora. 

Y ahora, después de cumplir cuatro años en prisión, su libertad depende de su comportamiento y de no volver a recaer en los vicios. 
 

Fuente
Sistema Integrado Digital