Imagen de referencia.
Archivo.
2 Mar 2021 07:42 PM

A la cárcel mujer que presuntamente vendió a su hija recién nacida

El hombre que se hizo pasar como su padre le habría entregado a la mujer 500.000 pesos.
Luis Francisco Cifuentes
Luis Francisco
Cifuentes
@CifuentesM

Un juez de control de garantías ordenó enviar a la cárcel a una mujer que habría vendido a su bebé recién nacida por un millón de pesos en el Casanare.

La Fiscalía general le imputó el delito de tráfico de menores con circunstancias de marginalidad y pobreza extrema. Tras la pregunta del juez, la mujer aceptó su responsabilidad en los hechos.

Las autoridades lograron establecer que la mujer, de nacionalidad venezolana, fue contactada por redes sociales y mensajes de texto por un hombre que el pasado 14 de febrero llegó al centro médico y se registró como si fuera el padre de la menor de edad.

Le puede interesar: Acompañamiento policial de bares a casas, la estrategia para evitar casos como el de Ana Castro

La Fiscalía logró establecer que el hombre, quien no fue identificado, se acercó a la habitación en la que se encontraba la mujer y le entregó 500.000 pesos con el compromiso de que le daría el excedente cuando firmara un permiso para poder sacar a la niña del país.

Una vez la madre fue dada de alta del centro hospitalario regresó sin la bebé al inmueble en el que vivía y al ser preguntada por sus vecinos sobre el paradero de la menor respondió que había muerto. Sin embargo, esa explicación no convenció a los residentes, quienes acudieron a las autoridades y la denunciaron.

Ante este hecho el Grupo de Protección de Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional y la Fiscalía,  comenzaron la búsqueda de la bebe la cual fue ubicada  en una vivienda de la ciudad de Yopal, siendo entregada  al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, (ICBF) para el restablecimiento de sus derechos.

Lea también: Procuraduría insiste en que Congreso es el que debe decidir sobre despenalización del aborto

Al hombre que compró a la menor la Fiscalía General le imputó los delitos de tráfico de niños, obtención de documento público falso y supresión, alteración o suposición del estado civil.

Los cargos no fueron aceptados por el procesado, quien también fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario.