Paramilitares
Foto: Archivo Colprensa
19 Dic 2019 10:36 PM

Fiscalía se abstiene de continuar investigación a ‘Jorge 40’

El exjefe paramilitar fue extraditado en 2008 a los Estados Unidos por cargos de tráfico de drogas.
Mauricio Collazos
Mauricio
Collazos
@CollazosMao

La Fiscalía General de la Nación determinó abstenerse de seguir investigando, por cargos de narcotráfico, al exjefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, quien en su momento fue extraditado a los Estado Unidos.

La decisión fue adoptada por la Fiscalía  cuarta especializada contra el narcotráfico que expidió una resolución, con fecha del pasado 2 de diciembre, en la que se inhibe de continuar con el proceso penal por ese delito, en contra del excomandante del bloque norte de las Autodefensas.

De acuerdo con la defensa de alias Jorge 40, la investigación no siguió adelante ya que no se encontraron méritos ni elementos de prueba para avanzar en dicho proceso.

Le puede interesar: Excongresista Julio Eugenio Gallardo fue llamado a juicio por el 'cartel de la toga'

No obstante, es de recordar que alias Jorge 40, fue extraditado a los Estados Unidos en el año 2008 durante el gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

La justicia norteamericana encontró culpable al exjefe paramilitar del delito de narcotráfico y lo sentenció en 2015 a una condena de 16 años y medio de prisión, por valerse de las actividades del narcotráfico para financiar a las autodefensas.

Durante el proceso judicial, el Gobierno de EE.UU. responsabilizó en su oportunidad a Tovar Pupo del envío al país de una gran cantidad de cocaína, cuyo cultivo, producción y tráfico supervisaba, al haber dirigido las actividades de las extintas autodefensas en el noreste del país.

Implicado

El pasado 4 de diciembre, la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) admitió el sometimiento presentado por Jaime Blanco Maya, excontratista de la multinacional minera Drummond.

También puede leer: Cuatro muertos deja siniestro vial en carretera de Nariño

Blanco Maya fue sentenciado por un juez especializado de Bogotá en 2013 a 38 años de prisión por su responsabilidad en los hechos que rodearon el asesinato de dos sindicalistas de la empresa carbonífera en el Cesar.

En dicho fallo se determinó que el asesinato de Víctor Orcasita y Valmore Locarno del Sindicato Nacional de los Trabajadores Mineros Petroquímicos, Agrocombustibles y Energéticos (Sintramienergética) había sido planeado y ejecutado con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) comandadas en esa región por Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’.

Los testigos, entre los que se encontraba ‘Jorge 40’, señalaron que la orden de asesinar a los dos sindicalistas tuvo como origen el inicio de la huelga que promovieron para cambiar el contratista que les proveía el servicio de alimentos a todos los trabajadores. Esto debido a lo que consideraban un mal servicio.