pistola_1456317905_14563347661.jpg
Ingimage
25 Nov 2016 06:47 AM

Fiscalía descubrió que 'Oficina de Envigado' infiltró agentes del CTI para asesinar a testigo clave

La Fiscalía General desarticuló una organización criminal dedicada al narcotráfico con el Clan del Golfo y que además prestaba sus servicios a la Oficina de Envigado para el cobro de extorsiones y las denominadas ‘vacunas’, así como para perpetrar acciones de sicariato en Medellín.
La
Fm

Según la investigación adelantada por la Dirección Nacional de Policías Judiciales Especializadas y la Dirección de Fiscalía Especializada Antinarcóticos y Lavado de Activos, con el apoyo de la DEA, entre las personas capturadas se encuentran servidores públicos activos y retirados del Ejército, la Policía y la Fiscalía quienes les vendían información de inteligencia y armas, facilitando su actuar criminal.

Un trabajo conjunto del Ejército y la Policía Judicial especializada permitió la captura de Jairo César Ramírez Vera, alias Comando o Julián, quien recibía órdenes de alias Beto y Alias Tom, máximos cabecillas de la Oficina de Envigado. Además era el encargado de cobrar las extorsiones en los sectores de La Estrella y del Hueco, en la ciudad de Medellín (Antioquia).

También fueron capturados José Gregorio Vergara López y Carlos Andrés Rueda Hoyos, quienes eran servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) Seccional de Medellín, involucrados presumiblemente en un plan para atentar contra un testigo protegido, por orden de la Oficina de Envigado.

Entre otros capturados se encuentran Hernán David Mejía Franco, alias KB; Juan Eliécer Ceballos González, Carlos Enrique Areiza Monsalve, Juan Carlos Osorio Obando, Daniel De Jesús Agudelo, Fernando Mendoza Ortíz, Iván Armando Ceballos González, John Alexander Montoya Cano, Gustavo Rodríguez Arias, Rubén Darío Cossio Rodríguez y Leonardo Gonzales Soto, civiles y servidores tanto activos como retirados del Ejército y la Policía Nacionales.

Las 14 capturas fueron efectuadas en Cartagena (Bolívar), Cali (Valle del Cauca), Bogotá y Medellín (Antioquia), entre el 22 y 23 de noviembre.

Esta es una organización encargada principalmente del transporte de cocaína dentro y fuera del país, con el apoyo de funcionarios infiltrados dentro de las instituciones gubernamentales como el Ejército, la Policía y la Fiscalía General de la Nación. Anteriormente recibían órdenes de la llamada Oficina de Envigado a través de alias Pesebre, quien se encuentra detenido.

Ante un juez de control de garantías de Medellín, la Dirección de Fiscalía Especializada Antinarcóticos y Lavado de Activos les imputó cargos por narcotráfico, concierto para delinquir agravado, y en el caso de los servidores del CTI, concierto para delinquir agravado con fines de homicidio y cohecho propio.