Marchas estudiantes / Protesta social / Esmad
Inaldo Perez
23 Sep 2020 06:49 AM

Fallo pone tatequieto a agresiones sistemáticas de Fuerza Pública: tutelante

Germán Romero, uno de los tutelantes, destacó la decisión de la Corte. “Se demostró que Fuerza Pública generaba escenarios de violencia”.
Camila Torres
María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs

Un fallo de la Corte Suprema de Justicia que ordenó al Estado reestructurar sus directrices sobre el uso de la fuerza de la Policía y el Esmad en medio de la protesta social, ha generado voces a favor y en contra.

Germán Romero, uno de los ciudadanos que interpuso la tutela que llegó al alto tribunal, destacó la decisión de la Corte que, a su juicio, pone un precedente en la forma como la Fuerza Pública estaba actuando irregularmente en las protestas.

“Por fin se pone tatequieto a agresiones que venían siendo sistemáticas de la Fuerza Pública. El punto principal (del fallo) es la orden de crear protocolo de prevención y atención de dispositivos policiales, si eso se cumple tal cual, se permitiría salvaguardar el derecho a la protesta y también protección a la vida”, afirmó.

Destacó que en el marco del proceso, que se inició tras la muerte de Dilan Cruz, las autoridades de Tunja como la Alcaldía aportaron pruebas que demostraban que cuando presentaban acompañamiento del Esmad en marchas habían disturbios y cuando estos no intervenían en la protestas, no se daban hechos de violencia.

Se evidenció que “era justamente la Fuerza Pública la que generaba escenarios de violencia, fue valiosa la intervención de autoridades del departamento de Boyacá”.

También señaló que se probó con documentación que en Bogotá, el 22 noviembre de 2019, sin que existieran hechos vandálicos ni de agresión, el Esmad disolvió con agentes químicos las protestas que transcurrían sobre la Carrera Séptima con destino a la Plaza de Bolívar.

Entrevista en La FM con Germán Romero, uno de los tutelantes

0:27 5:25

Agregó que se conoció en el proceso que desde noviembre de 2019, “muchas de las detenciones que hacia la Policía, tenían dos problemas: detenciones mediadas por actos crueles o de tortura, y judicializaciones que nunca llegaban a ningún término, porque jueces las desestimaban de forma reiterada (…) Lo que dice la Fiscalía no se puede confirmar ante los jueces”.

Romero indicó que demostraron cómo la Fiscalía, frente a los actos de la Policía, “no tiene ninguna capacidad investigativa”, pues recordó que solo un caso sobre muertes cometidas por el Esmad - el caso de Nicolas Neira - llegó a juicio.

Fuente
Sistema Integrado Digital