Carlos-Collins-LAFm-Colprensa.jpg
Colprensa.
30 Ene 2017 08:18 AM

Carlos Collins: lo de la SuperSociedades es un mandado de Vargas Lleras

La entidad ordenó la liquidación de la Constructora Carlos Collins S.A., otrora contratista del Túnel de la Línea.
La
Fm

El empresario Carlos Collins le salió al paso al anuncio de la Superintendencia de Sociedades de iniciar la liquidación judicial de la empresa Álvarez y Collins y dijo que no lo entiende, ya que en diciembre del año pasado se acogió al proceso de liquidación voluntaria.

Collins señaló que detrás de todo lo que está pasando se encuentra la influencia del vicepresidente Germán Vargas Lleras, de quien dijo lo está atacando por haber denunciado irregularidades en uno de los contratos que se iban a adquirir en el proyecto del Túnel de la Línea.

“Eso es una decisión absolutamente dirigida a causar daño, porque la firma ya se encontraba en liquidación voluntaria desde diciembre del año 2016 y pues sacar eso es únicamente para complacer el deseo de un alto funcionario que quiere perjudicarme”, dijo el empresario.

Al ser consultado sobre el alto funcionario que según él lo quiere perjudicar, Carlos Collins señaló que se trata del vicepresidente, de quien dijo que incluso lo ataca constantemente por medio de sus redes sociales, en las que señaló, le miente al país.

“Saca cuatro trinos diciendo que se condenó a Carlos Collins, pues está mintiendo, porque los fallos son contra empresas con participación de varios empresarios, pero él sólo me menciona a mí; el señor Vargas Lleras es un mentiroso”, dijo el empresario.

Carlos Collins aseguró que las enemistades de parte de Germán Vargas Lleras comenzaron cuando se buscó la contratación de varios equipos para el desarrollo de las obras del Túnel de la Línea, en la que denunció irregularidades en el proceso de licitación.

“Tres cositas se unieron, no había necesidad de hacer la licitación porque eso lo estaba cubriendo la concesión, el presupuesto estaba inflado en por lo menos 180 mil millones de pesos y fuera de eso se presenta un solo proponente y le dan un plazo loco de 30 meses, cuando todo se podía hacer en un año”, dijo Carlos Collins.

El empresario señaló que no tiene deudas por concepto impuestos con la Dian y que teme que con la decisión de liquidación judicial por parte de la SuperSociedades se congelen los dineros que tiene destinados al pago de los salarios de sus empleados.