000_PB1OP.jpg
AFP
6 Jun 2017 05:03 AM

Youssef Zaghba fue identificado como el tercer autor de atentado de Londres

La policía anunció además la detención de un hombre en el barrio de Barking, en el este de Londres, en el marco de la investigación.

La policía británica identificó este martes al italiano Youssef Zaghba, de 22 años, como el tercer autor del atentado de Londres, entre crecientes críticas al gobierno a dos días de las elecciones.

De este modo, trasciende la identidad del último autor del atentado que dejó siete muertos, después de que la policía difundiera el lunes las de Khuram Shazad Butt, un británico de 27 años nacido en Pakistán, y Rachid Redouane, un marroquí de 30.

Los tres murieron en el atentado, pero antes mataron a siete personas e hirieron a decenas, atropellando primero a los transeúntes del London Bridge y acuchillando luego a clientes y trabajadores de los bares y restaurantes de Borough Market.

El comunicado policial aclara que Zaghba, "un italiano de ascendendencia marroquí", no había estado nunca bajo el radar "ni de la policía ni del Mi5", los servicios de inteligencia, aunque la prensa italiana sostiene que Roma avisó a Londres de que el hombre fue detenido tratando de viajar a Siria.

La policía anunció además la detención este martes de un hombre en el barrio de Barking, en el este de Londres, en el marco de la investigación. Las doce personas anteriormente detenidas fueron liberadas sin cargos.

Casi 140 imanes de todo el Reino Unido rechazaron oficiar los funerales por los tres autores.

"Sus acciones indefendibles son completamente contrarias a las enseñanzas del Islam", afirmaron los imanes en un comunicado, urgiendo a todos los dignatarios musulmanes británicos a seguir su ejemplo.

El país se detuvo durante un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas del atentado. Estaciones, empresas, ministerios, autoridades, bomberos, policías, deportistas y ciudadanos participaron en el homenaje.

Bajo una fuerte lluvia, el sonido de las campanas del Big Ben marcando las 11H00 (10H00 GMT) fue la señal para que los londinenses se detuvieran y recordaran a las víctimas del tercer atentado sufrido en el país en menos de tres meses.

 "¿Por qué no pararon al yihadista de la tele?" 

El ataque del sábado se produjo menos de dos semanas después del atentado contra el Manchester Arena a la salida de un concierto de Ariana Grande, en el que murieron 22 personas.

Dos meses antes, el 22 de marzo cerca del parlamento, un hombre atropelló a la gente que cruzaba el puente de Westminster y luego acuchilló a un policía, dejando cinco muertos.

La primera ministra conservadora Theresa May, que fue ministra de Interior seis años antes de llegar a Downing Street, era objeto este martes de una lluvia de críticas por años de recortes en las fuerzas de seguridad.

El notorio radicalismo de Butt, del que hizo gala en el documental televisivo "Los yihadistas de la puerta de al lado", llevó a muchos a preguntarse por qué la policía no lo tenía más controlado.

"¿Por qué no pararon al yihadista de la tele?", tituló el diario 'The Sun' en portada, y 'The Daily Mirror' se preguntaba "¿Cómo diablos se les pudo escabullir?".

Para la oposición, la respuesta a estas preguntas está en los recortes en las fuerzas de seguridad.

"No hay duda de que menos policías significa más peligro", dijo este martes el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, en una entrevista en la BBC.

"La policía metropolitana ha perdido 600 millones de libras en los últimos siete años. Son muy buenos, pero eso es un gran recorte. El actual gobierno conservador planea, en los próximos cuatro años, recortar 400 millones más, y, además de todo eso, cambiar al fórmula de la financiación de la policía, que se traduciría en la pérdida de 700 millones más. Eso es 1.700 millones en total", lamentó el alcalde.

"Si llevan adelante sus planes", prosiguió Khan, "perderemos entre 3.000 y 12.000 policías más. Es insostenible", sentenció.

- Johnson: las críticas restan responsabilidad "a esa escoria" -

Entre 2009 y 2016, el número de agentes de policía bajó en 20.000, un recorte del 14%, según estimaciones del centro independiente Institute for Fiscal Studies.

En un mitin, May dijo que entendía "las inquietudes de la gente", y, sin aludir a los recortes, remitió a las fuerzas de seguridad.

"El MI5 y la policía ya dijeron que examinarían cómo lidiaron con Mánchester y espero que hagan exactamente lo mismo con Londres", explicó.

Pero el ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, estimó en la BBC que las críticas de los laboristas "desvían la responsabilidad de esa escoria y de lo que hicieron", dijo, refiriéndose a los autores del atentado.

Un sondeo de intención de voto elaborado por el instituto Survation para la televisión ITV y difundido este martes, reveló que los conservadores de May tienen sólo un punto de ventaja (41,5%) sobre los laboristas (40,4%).

Johnson estimó además que "no hay motivo" para suspender la visita al Reino Unido del presidente estadounidense Donald Trump, pese a sus constantes ataques a Sadiq Khan, acusándole de minimizar el atentado.

Khan replicó, en declaraciones a la AFP, que la invitación a Trump es "prematura". "Las visitas de Estado son para líderes mundiales con un servicio distinguido, que tienen un historial", afirmó.

Con información de AFP