Tiroteo en Estrasburgo
La Policía francesa busca al responsable del tiroteo en un mercado de Navidad en Estrasburgo.
Foto: AFP
22 Dic 2018 01:40 PM

Terrorista de Estrasburgo le juró lealtad al Estado Islámico

Chérif Chekatt atacó a los transeúntes en el centro histórico de Estrasburgo, armado con un viejo revólver y un cuchillo.
Carolina Castellanos
Carolina
Castellanos
@Carito1929

Un video en el que expresa lealtad al grupo yihadista Estado Islámico (EI) fue hallado en una llave USB perteneciente a Chérif Chekatt, autor del atentado del 11 de diciembre en el mercadillo de Navidad de Estrasburgo, informó este sábado una fuente judicial.

Como consecuencia del atentado hubo cinco muertos y once heridos. El mismo fue reivindicado por el Estado Islámico minutos después de la muerte del atacante de 29 años, abatido por la policía al cabo de 48 horas y que estaba fichado por su radicalización islamista. 

En contexto: Una persona muerta dejo tiroteo en centro de Estrasburgo

Esta reivindicación fue calificada de "oportunista" por el Gobierno francés. La llave USB fue hallada durante uno de los registros que se llevó a cabo tras el atentado.

El 11 de diciembre por la noche, Chérif Chekatt atacó a los transeúntes en el centro histórico de Estrasburgo, armado con un viejo revólver y un cuchillo, antes de darse a la fuga. Según los testigos, el atacante gritó "Allah Akbar" (Dios es el más grande, en árabe).

Después de dos días de seguimiento, la policía lo abatió el 13 de diciembre en una calle del barrio de Neudorf, al sur del centro de la ciudad, justo donde las fuerzas de seguridad habían perdido su rastro.

Lea también: Terrorista de Estrasburgo pertenecía al Estado Islámico

Este sábado por la mañana fue enterrado en Estrasburgo, dijo el ayuntamiento de la ciudad.

"El entierro del cuerpo de Chérif Chekatt tuvo lugar temprano en Estrasburgo en el más estricto anonimato", indicaron las autoridades, sin precisar el lugar exacto donde fue inhumado.

Nacido en Estrasburgo y fichado por radicalización, Chérif Chekatt tenía 27 condenas por delitos comunes. La mañana del ataque la policía había ido a detenerlo a su domicilio por un caso de intento de homicidio, pero logró escapar.

Un hombre de 37 años, sospechoso de haberle proporcionado el revólver de finales del siglo XIX, fue inculpado y puesto en detención provisional.

El fiscal de París declaró que la investigación "continuará para identificar a los posibles cómplices o coautores" del ataque.