Ataque a las 'Torres gemelas' en EE.UU / 11 de septiembre de 2001
Ataque a las 'Torres gemelas' en EE.UU / 11 de septiembre de 2001
AFP

Teorías conspirativas más sonadas de los atentados del 11 de septiembre

Han pasado 20 años de este trágico suceso, pero muchos consideran que la historia oficial no cuenta toda la verdad.

El 11 de septiembre del 2001 se cometió uno de los atentados más recordados de la historia, cuando dos aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas dejando un saldo de casi 3.000 muertos y un dolor permanente en los corazones del mundo. 

Ahora, 20 años después las imágenes siguen siendo impresionantes, teniendo en cuenta que en video quedaron registrados los dos impactos, pero el segundo fue transmitido en vivo y en directo ante millones de espectadores.

La versión oficial indica que la organización terrorista Al-Qaeda secuestró cuatro aviones comerciales e hicieron que todos ellos impactaran en varios lugares estratégicos y causaran caos en territorio norteamericano: dos se estrellaron en las Torres Gemelas de Nueva York y uno en el Pentágono. El tercero se estrelló a campo abierto cerca de Washington D. C.

Sin embargo, esta información no es totalmente aceptada por las personas y han rondado muchas teorías alrededor de este atentado. 

Implosión de las Torres Gemelas ¿Fue real?

Una de las más sonadas y permanentes se mantiene alrededor de la caída de las Torres Gemelas ya que muchos se sorprenden por la rapidez en la que se vinieron abajo, teniendo en cuenta que los impactos de los aviones fueron en los pisos más altos.  

Una de las teorías afirma que los aviones no fueron los responsables del colapso de los edificios y por el contrario se trató de una implosión. El principal argumento enfatiza en que la manera en la que cayeron las Torres corresponde a la forma en la que se genera una explosión controlada. 

El Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, en Estados Unidos, luego de una investigación concluyó que las aeronaves dañaron las columnas que soportaban el peso de los dos edificios y esto hizo que los aislamientos encargados de evitar la propagación del fuego se desprendieran. 

En cuanto a la forma en la que cayeron las estructuras, argumentaron que los 10.000 gallones, aproximadamente, de gasolina para avión que se regaron en varios pisos en el momento del impacto generaron los incendios y las temperaturas ascendieron hasta 1.000 grados centígrados. Esto hizo que los pisos se hundieran y que algunas columnas se doblaran. Lo que pudo generar esa particular caída y también varios sonidos de "explosiones que se pudieron escuchar en el lugar.

¿Por qué no se interceptaron los aviones?

Otra de las teorías que han movido fibras es una que analiza el comportamiento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, una de las más prestigiosas del mundo, ya que algunas personas consideran que es inexplicable cómo no pudieron controlar el ataque desde los aires.

Para desmentir esto, han afirmado que los dispositivos que se encargan de emitir las señales que determinan la ubicación exacta de los aviones fue apagado o modificado para que no hiciera su trabajo correctamente y permitiera que los ataques terroristas se llevaran a cabo, siguiendo con la línea técnica, el equipo no estaba en el mejor estado. Incluso, según la BBC,  ese 11 de septiembre se llevó a cabo un ejercicio rutinario en el comando de defensa aérea de Estados Unidos.

Pero, el principal motivo que se ha reconocido fue que el caos que se generó en el país y en los altos mandos fue evidente, lo que dio como resultado una falta de comunicación entre la Administración Federal de Aviación y las Fuerzas Armadas. 

Vuelo 93 de United Airlines ¿Sin restos?

Este fue el último vuelo de los cuatro que generaron terror en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. Sin embargo, hay mucho misterio alrededor de este avión, ya que no se lograron encontrar los restos.

Lee Purbaugh fue el único que presenció lo ocurrido ya que trabajaba cerca del terreno donde cayó el avión. "Hubo un estruendo increíble y de pronto lo vi ahí, justo encima de mi cabeza, a unos 16 metros de altura. No fue más que una fracción de segundo, pero pareció que ocurría a cámara lenta, que no iba a acabar nunca... cayó en picado contra la tierra, con una gran explosión. Enseguida supe que no era posible que hubiera sobrevivido nadie", informó El País.

Una de las incógnitas de este hecho, teniendo en cuenta que fue el único que alcanzó su objetivo y fue derribado por un misil, es por qué no aparecieron restos de la aeronave, por lo que muchos afirman que fue un montaje más de este fatídico día.

No obstante, hay evidencia que muestra algunos escombros del avión y la caja negra y una de las versiones oficiales indica que los pasajeros intentaron tomar el control del avión, por lo que los secuestradores decidieron estrellarlo en Shanksville, Pensilvania.

Versiones oficiales también aseguran que el viento dispersó los restos, incluso hay testimonios que indican que hubo restos de piel y huesos en los árboles, lo que podría indicar que el avión estalló antes de colisionar con el suelo.

Cabe resaltar que, las Fuerzas Militares nunca ordenaron a la Fuerza Aérea derribar el avión comercial y los terroristas indicaron que tenían una bomba en el avión. 

 

Autor: Lina Hernández S.

Fuente
Sistema Integrado Digital