Elecciones en Brasil
Jair Bolsonaro se quedó con el 46,04% de los votoS.
Foto: AFP
8 Oct 2018 10:00 AM

Segunda vuelta de presidenciales en Brasil no tendría sorpresas, dice experto

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil se llevará a cabo el 28 de octubre.

El ultraderechista Jair Bolsonaro y el izquierdista Fernando Haddad buscarán desde este lunes formar alianzas y superar las fuertes resistencias que cada uno inspira en amplios sectores sociales para ganar el 28 de octubre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil.

Lea también: Frei Betto dice que, tras elecciones entre Bolsonaro y Haddad, futuro de Brasil es sombrío

En una insólita rutina, Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), visitará por la mañana, como todos los lunes, al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la cárcel de Curitiba (sur), donde el líder histórico de la izquierda purga una pena de 12 años de cárcel por corrupción. 

Tras el anuncio de que finalmente disputaría la segunda vuelta, despejando el espectro de una victoria de Bolsonaro por nocaut, el candidato, que hizo toda la campaña bajo el eslogan "Haddad es Lula", agradeció el "liderazgo" de su mentor.

Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), apostaba por liquidar el pleito el domingo, pero quedó con 46,04% de los votos, en tanto que Haddad consiguió 29,26%. 

El excapitán del Ejército, de 63 años, denunció "problemas" con las urnas electrónicas, que le habrían impedido evitar el balotaje.

En diálogo con RCN Radio, Paulo Sotero, director de Wilson Center Brazil, calificó las elecciones políticas en ese país como un "tsunami, una mirada hacia la derecha, un mirada conservadora".

Según Sotero, el candidato Jair Bolsonaro, quien obtuvo el mayor número de votos en la urnas, ha sorprendido a todos los partidos políticos, teniendo en cuenta que estuvo muy cerca de ganar en primera vuelta las elecciones presidenciales en Brasil, por lo que pronostica que ganará en segunda vuelta sin muchas dificultades. 

"Va a haber , obviamente un realineamiento político en Brasil. Lo que no se sabe, obviamente es el gran misterio, de cómo gobernará  el señor Bolsonaro, porque no tiene ninguna experiencia administrativa y está cercado de gente que tampoco la tiene. Entonces los problemas de Brasil, que son de orden real, fiscal sobretodo, demandan decisiones importantes y rápidas", indicó Sotero. 

Por lo tanto, para el director de Wilson Center Brazil, quien da por hecho el triunfo Bolsonaro, este país tendrá un gobierno conservador a partir de enero del próximo año. 

Finalmente, señaló que la ciudadanía brasileña está frustrada por la política tradicional, y Bolsonaro se beneficia de esta percepción. 

"Lo mismo con la economía. Brasil viene de tres años de la más profunda recesión de su historia, se perdieron ahí 12-13 millones de empleos por decisiones políticas equivocadas (...) La gente quiere tranquilidad de empleo, más crecimiento económico; el discurso de Bolsonaro apunta más en esta dirección, pero no hay ninguna garantía porque habla de privatización", agregó Sotero.