Londres, capital de Inglaterra
Londres, capital de Inglaterra
Ingimage
17 Mar 2020 03:02 PM

Reino Unido, a cambiar de estrategia para evitar 250.000 muertes

Han advertido un posible colapso del sistema público de salud.
agenciaefe
Agencia
Efe

El Reino Unido no tiene otra opción que cambiar su estrategia para hacer frente a la expansión del coronavirus si quiere evitar la muerte de 250.000 personas y el colapso de su sistema público de salud, conocido como NHS, reveló hoy un informe realizado por el Imperial College de Londres.

El equipo de respuesta al covid-19 de esta institución académica ha publicado una investigación en la que señala que continuar con la estrategia adoptada hasta ahora por el Gobierno de tratar de disminuir la propagación del virus, sin aplicar medidas drásticas que impliquen el aislamiento de la población, podría llevar "al límite" los servicios de atención sanitaria.

En especial, puntualizó, esto afectaría a las unidades de cuidados intensivos, que podrían ver su capacidad sobrepasada en, al menos, ocho veces.

Este equipo de expertos, que asesora al Gobierno en la crisis sanitaria, indicó que incluso con las medidas de "distanciamiento social", recomendadas por las autoridades, el NHS "se verá saturado", por lo que aconsejó como la única "estrategia viable" seguir el modelo de "supresión" aplicado en China, donde se detectaron los primeros casos de Covid-19, y que implica el aislamiento de toda la sociedad.

En el documento, que analiza específicamente los escenarios en el Reino Unido y los Estados Unidos, concluye que las políticas de mitigación -que combinan el aislamiento domiciliario de casos sospechosos, la cuarentena domiciliaria de quienes viven en el mismo hogar que gente posiblemente infectada y el distanciamiento social de ancianos y personas con un riesgo mayor de contraer enfermedades graves- "podrían reducir la demanda máxima de atención médica en dos tercios y las muertes a la mitad".

El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió este lunes a los ciudadanos que eviten cualquier contacto social "no esencial" para minimizar la propagación del virus, aunque eludió decretar el cierre de comercios o colegios, medidas más drásticas que sí han adoptado otros Estados de su entorno como Italia, el foco más importante en territorio europeo, España, Francia e Irlanda.

Según las últimas cifras, los casos de Covid-19 diagnosticados en el Reino Unido se elevan a 1.543 y 55 muertos, aunque los expertos consideran que los infectados reales podrían ser muchísimos más debido a la rapidez con la que se propaga esta enfermedad.

Los científicos alertaron de que incluso la decisión de establecer controles más duros tiene riesgos al afirmar que si se relajan "la transmisión se recuperará rápidamente", por lo que advirtieron de que es posible que deban mantenerse vigentes hasta que haya una vacuna disponible, lo que podría tardar entre doce y dieciocho meses.

"No nos queda otra opción que adoptar esta estrategia más draconiana", dijo uno de los autores del informe, el profesor Neil Ferguson, en declaraciones a la BBC.

Preguntado por si se debía haber puesto en marcha antes, matizó que el Reino Unido todavía está "por detrás de la epidemia que se observa en otros países europeos" por lo que se ha optado por "equilibrar el impacto de esas medidas" calculando "los costes en la economía contra el impacto de la epidemia".

El investigador señaló que el Gobierno ha acertado con el manejo de los tiempos, pero advirtió de que no puede haber retrasos para frenar la expansión de la epidemia.

"Creo que estamos a unas tres semanas más o menos de Italia y dos semanas detrás de Francia y España, por lo que estamos tomando estas decisiones de manera más oportuna que otros países europeos, pero ciertamente no hay tiempo que perder", apuntó.

Johnson o un miembro de su gobierno comparecerá hoy de nuevo con motivo de la rueda de prensa diaria que ofrecerá el Ejecutivo para informar de los avances en la gestión de la crisis sanitaria y se prevé que desvele más planes financieros para ayudar a la economía.

Fuente
EFE