Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU.
Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU.
AFP
5 Ene 2020 01:00 PM

Pompeo asegura que hay gran posibilidad de que Irán intente atacar tropas de EE.UU.

Estados Unidos tiene alrededor de 60.000 soldados en la región.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que hay una "real probabilidad" de que Irán intentará atacar a tropas estadounidenses, luego del bombardeo orquestado por Washington que mató a un alto comandante iraní en Bagdad.

"Pensamos que hay una real probabilidad de que Irán cometa un error y tome la decisión de atacar a algunas de nuestras fuerzas militares en Irak o a soldados en el noreste de Siria", dijo Pompeo al canal Fox News en declaraciones transmitidas el domingo.

Sus comentarios se produjeron luego de que el asesor militar del líder supremo de Irán dijo que habría una respuesta "militar" en "contra de los sitios militares" por parte de Teherán después del asesinato de Qasem Soleimani, el poderoso comandante de la fuerza Al Quds de Irán, el brazo de operaciones extranjeras de los Guardianes de la Revolución.

"Sería un gran error para Irán ir tras ellos", dijo Pompeo.

Lea además: Irak convoca al embajador de EE.UU. por "violación de soberanía"

Estados Unidos tiene alrededor de 60.000 soldados en la región, incluidos alrededor de 5.200 en Irak. Washington ordenó a miles de soldados más a la región el viernes después del asesinato de Soleimani.

 

Coalición internacional

 

El Parlamento iraquí pidió este domingo al gobierno "poner fin a la presencia de tropas extranjeras" en Irak, empezando por "retirar su petición de ayuda" lanzada a la comunidad internacional para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

De interés: La guerra solo trae la muerte y la destrucción: Papa

Los diputados aprobaron una decisión que "obliga al gobierno a preservar la soberanía del país retirando su petición de ayuda", durante una sesión extraordinaria retransmitida excepcionalmente en directo por la televisión estatal y en presencia del primer ministro renunciante, Adel Abdel Mahdi, indicó el jefe del parlamento Mohamed al Halbusi.