2 Ene 2016 08:32 PM

Policías de EE.UU. mataron a más de 1.100 personas en 2015

El primer recuento independiente de los abusos policiales en Estados Unidos contabiliza 1.100 civiles muertos en 2015. 
El último de la serie de embarazosos escándalos para las autoridades ocurrió el sábado pasado en Chicago. A pesar de haber sido llamados para resolver una simple disputa familiar, los agentes de una patrulla terminaron abatiendo a un joven de 19 años y a su vecina, Bettie Jones, madre de cinco hijos.
 
El joven, Quintonio LeGrier, que sufría de trastornos psiquiátricos, esgrimió un bate de béisbol, pero lo único malo que hizo la mujer fue abrir la puerta de su casa, según sus abogados. 
 
Este tipo de tiroteos son frecuentes en Estados Unidos y en Chicago -la tercera ciudad del país- fue como arrojar aceite al fuego, que ha estado ardiendo a pesar de la remoción del jefe de la policía a principios de diciembre. 
 
En esta situación el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, se ha visto obligado a responder con rapidez: anunció que duplicará la cantidad de pistolas eléctricas Taser - que producen descargas no letales - para los policías y que reforzará su formación. 
 
"Hay una diferencia entre poder usar un arma de fuego y tener que usar un arma de fuego", esgrimió el alcalde demócrata. 
 
Este exjefe del gabinete del presidente Barack Obama ha sido muy criticado tras ser acusado de intentar encubrir el escándalo que provocó el homicidio del adolescente negro Laquan McDonald, acribillado por 16 balas disparadas por un policía blanco.
 
LeGrier, Jones y McDonald tenían en común el hecho de ser negros. En Estados Unidos, los negros representan una parte altamente desproporcionada de las víctimas mortales de la policía.
 
No obstante, el FBI no publica este tipo de estadísticas, lo cual le ha valido severas críticas. 
Fuente
Sistema Integrado Digital